La Gloria Es De Dios Min Int

La oración

Fueron a un lugar llamado Getsemaní, y Jesús les dijo a sus discípulos: «Siéntense aquí mientras yo oro.» Marcos 14:32

El camino del Monte de la Transfiguración a la cruz del Calvario continúa por el Jardín de Getsemaní ya siendo tarde en la noche. No era inusual que Jesús fuera al jardín en busca de tranquilidad. Allí era donde iba a orar.

Pero esta vez la oración fue inusual. Mostrando su verdadera humanidad, le pide al Padre que, de ser posible, le quite esa «copa» de sufrimiento. Mostrando su verdadera obediencia a Dios el Padre, también le pide que se haga su voluntad. Esto lo hace tres veces, y luego viene un ángel a ministrarle. «Pero, como estaba angustiado, se puso a orar con más fervor, y su sudor era como gotas de sangre que caían a tierra» (Lucas 22:44).

Jesús comprende lo difícil que va a ser su misión. También comprende cuán importante es que se mantenga fiel. La pasión completa de Cristo también puede leerse en el capítulo 17 del Evangelio de Juan, donde Jesús ora por él mismo, por sus discípulos, y por todos los creyentes.

La oración en el Jardín de Getsemaní enfatiza la soledad de Cristo. Los discípulos, a pesar de todas sus buenas intenciones, no logran mantenerse despiertos. No debería ser difícil para nosotros identificarnos con su comportamiento. Otros nos han visto hacer lo mismo. Pero nuestro Señor también perdona nuestras fallidas buenas intenciones.

Por CPTLN

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.