Día: 19 noviembre, 2020

Cristo está conmigo

(Jesús dijo) “… Pero no estoy solo, porque el Padre está conmigo.” Juan 16:32

A la mayoría de las personas no les gusta estar solos. Aun cuando algunos prefieren mantenerse alejados de los demás, a la mayoría le gusta identificarse con otras personas o grupos.

La realidad que más abunda, es la soledad. Aun cuando la soledad puede ser insufrible, para muchos provee un sentimiento de calma y complacencia.

Nuestro señor Jesucristo frecuentemente se tomó el tiempo para estar consigo mismo a solas y en silencio. De acuerdo a lo que dice en Juan 8:1, cada uno se fue a su casa, pero Jesús se fue al Monte de los Olivos, donde pasó tiempo a solas con Dios.

En el comienzo de todo, después de crear al hombre, Dios vio que no era bueno para Adán estar solo, por lo que creó a Eva para que fuera su compañera y ayudante. ¿Cuántos jóvenes hoy en día se sienten solos y están confundidos en su búsqueda de la compañía adecuada?

Si pensamos que estamos solos, estamos equivocados. Dios, nuestro Padre celestial, entregó a su hijo Jesucristo para que esté con nosotros siempre. Jesús es también llamado “Emmanuel”, que significa ‘Dios con nosotros’ (Mateo 1:23). Dios envió a su Hijo hecho hombre. Sin embargo, no fue solamente para que estuviera con nosotros, sino para que fuera nuestro Salvador. Sin el sacrificio de Cristo, sin su muerte en la cruz en lugar nuestro, estaríamos perdidos para siempre–solos y condenados por nuestros pecados.

A través de Jesús Dios nos ha dado un nuevo comienzo que continúa hasta la eternidad. Nuestro Señor también dice: “Y yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20b). Si Cristo está siempre conmigo ¿cómo podré decir que estoy solo?

Queridos amigos, determinemos quién será nuestra mejor compañía en el día de hoy. La compañía que escojamos deberá ser suficiente para cubrir todas nuestras necesidades en la vida. Cristo es el único que puede disipar nuestra soledad.

Por: CPTLN

 

A %d blogueros les gusta esto: