La Gloria Es De Dios Min Int

Comentario Lucas 22

Acuerdo para matar a Jesús.  Aquí hay que notar que además de los opositores contra Jesús contaron con una ayuda desde adentro, un informante, un traidor.  Ambas fuerzas unidas llevaron a cabo el malévolo plan de matar a Jesús.  Cabe resaltar que todos estos sucesos tenían que acontecer como parte del Plan salvífico de Dios cumplido en Cristo y anunciado desde la Antigüedad por los profetas.  Incluso habiendo hecho tanto mal se convirtió en un mayor bien.  La redención ofrecida por Cristo para todo el cree y se arrepiente.

Institución de la Cena.  Breve tiempo antes de cumplir los sufrimientos hasta la muerte el Cristo de la Gloria tiene una última cena de pascua con los discípulos, cuyo significado es que termina un tiempo pascual decretado en la Ley, pues ahora la Pascua ofrecida era Cristo mismo, de esta manera se inicia un nuevo tiempo no basado en la Ley, sino en la Gracia de Dios.

La grandeza en el servicio.  Humanamente se estima más al amo que al siervo.  Al que sirve se ve como inferior, sin importancia y como algo necesario para recibir su servicio.  Jesús enseña no solo la humildad por medio de la explicación, también se describe así mismo como el que sirve.  Sin Jesús la redención no hubiera acontecido.  Sin el que sirve en aquello que al ojo humano es despreciado, que sería del mundo:  sin nuestros útiles servidores recolectores de basura.  Los que limpian internamente las alcantarillas, pozos sépticos, los que trabajan en entregas, servicio de transportación, acomodadores de productos, mantenimiento de todo tipo entre muchos otros que se pueden mencionar y son dignos para ser reconocidos por la gran labor que realizan tan necesaria y que otros ni considerarían realizar.  La enseñanza está relacionada a que el Reino de Dios tenemos que vernos como esos siervos, como esos servidores y no como quienes debemos ser servidos. 

La negación de Pedro fue otro tema tocado con anterioridad.  La falsa seguridad de confianza en sí mismo y la realidad cuando llega el momento de riesgo.  En Pedro se cumplió las palabras de Jesús donde le negó en momentos donde su propia vida estaba en riesgo.  Para mantenernos en pié no podemos depender de confiar en nosotros mismos, ahora vivimos bajo la confianza puesta en el poder del Señor, su intercesión al Padre por nosotros y su intervención divina.  Sin Él nada podemos hacer. Añadimos que Pedro fue restaurado cuando más adelante Pedro es confrontado consigo mismo al tener que confesar que pese a su falta ama al Señor.  Tenía que recibir el perdón ante el sentimiento de culpa por haber fallado.  Necesitamos hacer un alto para enfrentarnos a nuestras fallas confesándolas, declarando el amor por el Señor y echando fuera el sentimiento de culpa perdonándonos por fallar y recibiendo el perdón del que nos ama más de lo que le podemos amar nosotros.

Bolsa, alforja y espada.  Preparativos a la mano pues los enemigos serían más recios y los amigos por temor les negarían hasta poder entregarlos a las autoridades que les buscaban.  Tenían que estar preparados si tenían dinero, lo más necesario y con qué defenderse.  Pero para la lucha espiritual ninguna de estas tres cosas son útiles.  Pero en aspecto espiritual tenemos que tener acumulado tesoros en el cielo con nuestras oraciones, lo más necesario es aquello prioritario en nuestras vidas el Señor y la defensa es su Santa Palabra, como aprendemos de Jesús:  Escrito está.  Las armas espirituales en contra de todo enemigo humano y hueste de maldad.

Jesús ora en el Getsemaní y su arresto, dos sucesos entrelazados.  Jesús estuvo sufriendo y esperando que el tiempo del poder de las tinieblas manifestarse transcurriera pues era preciso para luego derrotarle con gran victoria.  Nosotros como Jesús estamos expuestos al sufrimiento mientras estamos en espera que el tiempo de manifestarse el poder de las tinieblas llegue a su total fin, dándonos a nosotros en Cristo Jesús una total y absoluta gran victoria.  El arresto fue parte del breve tiempo de manifestación de los enemigos opositores de Cristo, igual que todos los que servimos al Señor tenemos que pasar por esos tiempos de enfrentar los opositores por un breve tiempo, determinado por Dios Soberano y Todopoderoso, luego nosotros tendremos victoria y ellos total y absoluta derrota.

Pedro niega a Jesús y sufrimientos de Cristo y ser llevado al Concilio temas que van de la mano como parte de esos momentos aterradores antes de la victoria de la resurrección de Cristo.  Nosotros también tenemos momentos aterradores antes de nuestra resurrección en Cristo o cuerpos transformados al momento del arrebatamiento de la Iglesia del Señor.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .