Mes: noviembre 2017

El mejor perfume

“Vivan en amor, como también Cristo nos amó y se entregó a sí mismo por nosotros, como ofrenda y sacrificio a Dios, de aroma fragante.” Efesios 5:2

Año tras año las empresas de perfumes producen nuevas fragancias que publicitan asociándolas a actrices, deportistas y modelos famosos, con el fin de impresionar al espectador prometiendo éxito, exclusividad, y el cumplimiento de múltiples fantasías. Ellos apelan así a la imaginación y el deseo de las personas. Sin embargo, sabemos bien que son promesas vacías, ideales imaginarios que poca conexión tienen con la realidad que cada uno vive. Son fragancias que poco duran, que se consumen con el tiempo y que necesitan reponerse una y otra vez. De alguna forma, esas fragancias diseñadas por el ser humano son tan pasajeras como nosotros mismos, reflejando lo efímero de la existencia humana en este mundo.

ElmejorperfumeWP

No debe extrañarnos, entonces, que a través de su Palabra Dios nos ayuda a comprender lo superior y maravilloso que es disfrutar de lo que él ofrece. Dios no hace publicidad ni apela a nuestras fantasías o deseos para convencernos sino que, por el contrario, nos saca de nosotros mismos para que veamos su obra. Así es como fijamos nuestra mirada en Cristo, quien se entregó a nosotros por amor. Tal bendición es comparable a una fragancia que todo lo invade, que llena nuestro ser de tal forma, que no podemos negar su presencia ni dejar de sentir y vivir el efecto que tiene sobre todos nuestros sentidos. Jesús entrega todo su ser como ofrenda y sacrificio. Esto significa que renuncia a todo lo que le pertenece porque nos ama perfectamente. La entrega voluntaria de Cristo nos trae a la fe para darnos la salvación.

Señor Jesús, gracias por tu amor perfecto. Enséñanos a deleitarnos en tu fragancia y a transmitirla a quienes aún no la conocen. Amén.

Por CPTLN

Sus riquezas

“Pido también que Dios les dé la luz necesaria para que sepan cuál es la esperanza a la cual los ha llamado, cuáles son las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros, los que creemos, según la acción de su fuerza poderosa.” Efesios 1:18-19

Una anciana de una pequeña ciudad de Inglaterra había fallecido. Su hermana y su sobrino estaban a cargo de liquidar todas las pertenencias de su modesta casa. Para ello, contrataron a un rematador que se especializaba en liquidar propiedades, aun cuando fueran pequeñas, como en este caso.

SusriquezasWP

Aparentemente, eligieron a la persona indicada. Un especialista de su grupo de rematadores descubrió, entre las pertenencias de la anciana, un jarrrón de porcelana China del siglo 18 que dijo podría tener algún valor.

Imagínense la sorpresa cuando se vendió por $83 millones de dólares.

$83 millones de dólares… y la dueña nunca lo supo. Seguramente ella trató ese jarrón como a todos los demás. Lo llenó de agua, le puso flores de estación, y lo acomodó sobre una mesa o en un estante de donde bien se podría haber caído y hecho pedazos.

Seguramente se hubiera reído si alguien le hubiera dicho que, vendiendo ese jarrón, podría vivir holgadamente el resto de su vida. Pero nada de eso sucedió, y ella se murió sin siquiera saber que tenía un tesoro.

Esas cosas suceden todo el tiempo, ¿no es cierto? No, no me refiero a que todos tengamos un objeto que vale millones de dólares.

Me refiero a que todos tenemos un Salvador que es infinitamente más valioso para quienes creen en él. El saber que el Hijo de Dios vino al mundo a entregar su vida para que nuestros pecados fueran perdonados y no tuviéramos que pasar la eternidad en el infierno sino en el cielo… eso es… aún más increíble que poseer un jarrón que vale millones de dólares.

Lamentablemente, hay muchas personas que no lo creen. Quizás sea porque no piensan en ello… o porque creen que tienen mucho tiempo por delante… o porque esperan que de alguna manera van a llegar al cielo.

Qué triste es morir sin saber lo que uno tuvo.

Por CPTZLN

Empujón celestial

“No tengas miedo, que yo estoy contigo; no te desanimes, que yo soy tu Dios. Yo soy quien te da fuerzas, y siempre te ayudaré; siempre te sostendré con mi justiciera mano derecha.” Isaías 41:10

Ayer, mientras estaba haciendo la fila en el banco, me puse a conversar con un soldado, que me dijo que era un paracaidista. Impresionado, debido a que le tengo miedo a las alturas, le pregunté cuántas veces había saltado. Con una sonrisa, me respondió: “Pastor, yo nunca he saltado. ¡Ni siquiera una vez! Lo que sí le puedo decir, es que me han empujado más de cuarenta veces.

EmpujónCelestialWP

Más tarde, recapacitaba en la lección de vida que este individuo me dio. La mayoría de nosotros estaríamos contentos de quedarnos en donde estamos. Científicamente hablando, “los objetos en reposo, tienden a seguir en reposo.”

Sin embargo, hay personas que se dedican a darnos un empujón. Nuestras mamás nos dan un empujón cuando nos enseñan modales y hábitos. Los maestros nos dan un empujón cuando nos ayudan a aprender. Los entrenadores nos dan un empujón para mejorar nuestras habilidades atléticas. Nuestros jefes nos dan un empujón cuando nos exigen que aumentemos las ventas o la producción.

¡Todo el mundo nos está empujando! Incluyendo el Señor. Pero antes de que te molestes con el Señor porque te empuja, recuerda que Él fue quien te creó. Él fue quien envió a su único Hijo para salvarte de tus pecados y es el único que te sigue amando, aun cuando no lo mereces.

Si alguien tiene el derecho de darte un empujón, esa alguien es Dios. Y lo más maravilloso de esto es que el empujón que Dios te da, es para tu bien.

Parafraseando al ejército: Dios quiere ‘que seamos todo lo que podemos ser’. De manera que, si sientes un empujón celestial, no pelees ni te enojes; de seguro es Dios empujándote para tu bien.

Por CPTLN

La histeria

 

“No nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de… dominio propio” (2 Tim. 1:7).

            Dejamos a la histérica llorando teatralmente porque piensan que su marido se entiende con otra. Los celos forman una parte importante de la histeria, porque si la atención se fija en otra persona y no en ella, la histérica es desplazada del centro, y esto no lo soporta. Lo interpreta como falta de amor o rechazo. Tiene que ser el centro de la atención. Si es una de varios hermanos, le interesa mucho saber el lugar que ocupa en los afectos de sus padres. Si destaca otro hermano, hay problemas: “Quieres más a Juanita que a mí”. Siempre hay que asegurarle de su importancia y su valía. Tiene una gran inseguridad. Muy a menudo el afecto de la gente para ella tiene que ser reafirmado,  o se deprime.

            No hay nadie más feroz en la defensa de sus hijos que esta mujer. No admite ningún fallo en ellos. Si son criticados, ataca al ofensor con una furia hasta física. Por la misma regla de tres, tampoco admite ninguna crítica o reprensión en cuanto a su persona, porque pasa la vida defendiéndose, para ser el número uno.

            Lo que le obsesiona es su importancia en la vista de todo el mundo en los círculos por donde ella se mueve. Su opinión de sí misma depende de la de los demás, y cómo no soporta ser una doña nadie, se defiende. Se ofende fácilmente, se derrumba fácilmente, y sufre mucho. Normalmente es conflictiva. Por su forma de procurar ser la protagonista siempre, la gente se molesta, ella es rechazada y sufre. Por esa misma lógica, no guarda secretos, porque divulgarlos le presenta con una oportunidad de lucir y ocupara el centro del escenario.

Por el rechazo de la gente, tiene problemas de autoestima, de aceptación, problemas en los ministerios de la iglesia, en sus relaciones personales, y todo esto puede afectar su salud, su estado de ánimo y su vida espiritual.

LahisteriaWP

 

En conclusión, la conducta de una persona histérica consigue lo opuesto de lo que quiere, a saber, amor, comprensión y aceptación. Pero no sabe comportarse de otra manera. Lo que necesita es sanidad de aquello que originó ese desorden emocional, si era un trauma o el ambiente de su hogar. Normalmente es un proceso largo asistido por una persona que entiende. Una vez sanada, la persona está en condiciones de poder recibir el amor de Dios. Luego con la ayuda y capacitación del Espíritu Santo puede practicar el control de sí misma y de sus emociones: “No nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de… dominio propio”. Lo reconoce cuando es tentado a reaccionar de forma histérica, y lo controla. El dominio propio es el resultado final. Entonces sí, puede hacer amigos y sentirse querida, pero ahora no necesita el amor de los demás para sentirse valiosa, porque tiene su valía en el Señor. Puede tener relaciones sanas sin depender de ellas, y sin usarlas para llenar su depósito de amor, porque ya estará lleno con el amor de Dios. Podrá amar libremente, sin necesitar nada a cambio. 

Enviado por Hno. Mario

Los beneficios de la gratitud

Leer | SALMO 105.1-6

 

Expresar gratitud a Dios lo glorifica y enaltece, ¿pero sabía usted que hacer esto también nos beneficia? El Señor no necesita nuestras gracias, pero necesitamos darlas para que podamos llegar a ser lo que Él quiere que seamos: generosos, animados y confiados. Dar gracias…

LosBeneficiosdelagratitudWP

Vuelve a enfocar nuestra atención: La vida está llena de situaciones y distracciones que nos impiden ver todo lo que Dios ha hecho por nosotros. En vez de levantarse con el peso del mundo sobre sus hombros, trate de enfocarse en el Señor dándole gracias por su provisión, guía y fidelidad en el pasado.

Alivia la ansiedad: Puesto que la sociedad ejerce mucha presión, y nos carga de responsabilidades, muchos vivimos en una ansiedad constante. Cuando traemos nuestras preocupaciones al Señor con acciones de gracias, la carga se traslada a Él, y nos llega su paz (Fil 4.6, 7).

Renueva nuestra relación: La gratitud nos evita pensar que la vida cristiana gira en torno a nosotros y a nuestras necesidades. Nuestra comunión con Dios se engrandece porque nos enfocamos en Él.

Fortalece nuestra fe: Cuando damos gracias a Dios por su fidelidad, nuestra confianza aumenta.

Regocija nuestro espíritu: La acción de gracias es la mejor manera de salir de la depresión del desánimo.

Aunque la gratitud es siempre beneficiosa, no siempre es fácil. Cuando usted está desalentado o agobiado, probablemente no está de ánimo para dar gracias a Dios. Pero dar gracias al Señor por todo lo que Él ha hecho, es la manera más rápida de cambiar nuestra actitud, y revitalizarnos.

Por Min. En Contacto

Acción de Gracias

Acción de gracias
Acción de dar gracias es imposible llevarlo a cabo un solo día.
Es como respirar un solo día, comer un solo día y el resto del año no.
Acción de gracias, es un acto inmensurable de gratitud hacia a Dios.
Irónicamente muchos habitan este mundo creyendo que DIOS tiene la obligación de darle todo lo que quieren, cuando quieren y rápido, así como calendar alimento en el micro hondas.
Cómo será la capacidad de algunas personas que solo un día se debe dar gracias a DIOS.
Bueno si asi es para estas personas entonces DIOS debería tener Misericordia y proveerle un solo día.
Aquí en norte América hemos adoptado muchísimas costumbres …algunas buenas que son muy pocas, pero malas muchísimas como arena en el desierto.
Las buenas que son dirigidas a fomentar la paz, el amor, freternización y ayuda mutua son escasas.
Entre muchas costumbre adoptadas está el día de acción de gracias, importado por inmigrantes, que son los verdaderos artifices y heroes anónimos de esta gran Nación Americana.
Pero lo increíble ¿es?
Bueno les cuento a continuación:
Los que la historia llama peregrinos no son otras personas, mas que inmigrantes.
Hombres y mujeres con sueños y mucha fuerza y absolutamente dispuestos a trabajar, viendo el futuro de su familia, aportando conocimiento, costumbres sanas,
inclusive aportando sus vidas por la libertad y democracia, seguridad de esta nación los cuales dijeron y dicen presents en guerras que nosotros no iniciamos.
Heroes y heroinas, padres y madres.
Labrando el camino para que todos podamos disfrutarlo.
Aprovechemos los días que nos quede en este mundo, dando gracias a DIOS, protegiendo, ayudando, amando al prójimo.
Los países no se construyen solos, todos somos peregrinos en esta tierra.
La palabra menciona en los siguientes versículos lo siguiente;
Exodo 22:
21 Y al extranjero no engañarás ni angustiarás, porque extranjeros fuisteís vosotros en la tierra de Egipto

Rut 2:10
Ella bajó su rostro, se postró en tierra y le dijo: ¿Por qué he hallado gracia ante tus ojos para que te fijes en mí, siendo yo extranjera?
Job 31:32
El forastero no pasa la noche afuera, {porque} al viajero he abierto mis puertas.
Mateo 25:35
`Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis;
Mateo 25:38
¿Y cuándo te vimos {como} forastero, y te recibimos, o desnudo, y te vestimos?
Mateo 25:44
Entonces ellos también responderán, diciendo: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, o sediento, o {como} forastero, o desnudo, o enfermo, o en la cárcel, y no te servimos?”
1 Timoteo 5:10
que tenga testimonio de buenas obras; si ha criado hijos, si ha mostrado hospitalidad a extraños, si ha lavado los pies de los santos, si ha ayudado a los afligidos {y} si se ha consagrado a toda buena obra.
3 Juan 1:5
Amado, estás obrando fielmente en lo que haces por los hermanos, y sobre todo {cuando se trata de} extraños;
Deuteronomio 10:19
Mostrad, pues, amor al extranjero, porque vosotros fuisteis extranjeros en la tierra de Egipto.
Levítico 19:34
El extranjero que resida con vosotros os será como uno nacido entre vosotros, y lo amarás como a ti mismo, porque extranjeros fuisteís vosotros en la tierra de Egipto; yo soy el SEÑOR vuestro Dios.
Levítico 25:35
“En caso de que un hermano tuyo empobrezca y sus medios para contigo decaigan, tú lo sustentarás como a un forastero o peregrino, para que viva contigo.
Hebreos 13:2
No os olvidéis de mostrar hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles.
Los que muchos clasifican despectivamente ilegales llegan a este país y
realizan labores que los que dicen ser legales no quieren hacer, por que se creen que son mejores que otros.
El llamar personas ilegales es un grave ofensa a la dignidad y honra del ser humano.
DIOS creó al hombre a su imagen y semejanza, no hay personas ilegales.
Entonces los que piensan que los inmigrantes son ilegales  están declarando que DIOS hace ilegales la cual es una gran falsedad.
Informémonos de lo siguiente:
Esta gran nación tiene por ley entre muchas otras la sigiuente:

Discriminación Por Origen Nacional

Para obtener más información, consulte lo siguiente:

Datos sobre la discriminación por origen nacional (En Inglés)
Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964 (En Inglés)
Reglamentaciones: título 29 del CFR, parte 1606
Política y guía (En Inglés)
Estadísticas (En Inglés)
Información adicional
La discriminación por origen nacional consiste en tratar a personas (empleados o solicitantes de empleo) de manera no favorable por ser de un país o parte del mundo en particular, por su etnia o acento, o porque parecen tener determinados antecedentes étnicos (incluso si no es así).

La discriminación por origen nacional también puede hacer referencia a tratar a personas de manera no favorable por estar casadas (o asociadas) con una persona de un determinado origen nacional o por su relación con una organización o grupo étnico.
La discriminación puede ocurrir aun cuando la víctima y la persona que incurra en la discriminación tengan el mismo origen nacional.

Origen nacional y acoso
Es ilegal acosar a una persona por su origen nacional. El acoso puede incluír, por ejemplo, comentarios ofensivos o despectivos sobre el origen nacional, el acento o la etnia de una persona. Si bien la ley no prohíbe las bromas simples, los comentarios displicentes ni los incidentes esporádicos que no son muy graves, el acoso es ilegal en los casos en los que es tan frecuente o grave que genera un ambiente laboral hóstil u ofensivo, o cuando da lugar a una decisión laboral negativa (p. ej., que la víctima sea despedida o asignada a un puesto inferior).

La persona acosadora puede ser el supervisor de la víctima, un supervisor de otra área, un compañero de trabajo o una persona que no trabaje para el empleador, como un cliente.
Si alguien que leea esto esta experimentando situaciones similares informese en co :
La IRCA también prohíbe la represalia contra personas por hacer valer sus derechos conforme a la Ley, o por presentar un cargo o participar en una investigación o procedimiento en virtud de la IRCA.

La División de Derechos Civiles de la Oficina del Asesor Especial (OSC, por sus siglas en inglés) sobre Prácticas Injustas en el Empleo Relacionadas con la Condición de Inmigrante, del Departamento de Justicia, hace cumplir los requisitos de no discriminación de la IRCA. Los medios para comunicarse con la OSC son los siguientes:
http://www.usdoj.gov/crt/osc
El hombre/mujer por naturalesa humana cometemos muchísimos errores.   En el año 2017 arrepintámosnos de nuestra malas decisiones y pecados que ya no podemos deshacer, pero sí pedir perdón a DIOS y aceptar a JESÚS como nuestro Salvador y guía que nos de sabiduría, nos llene de amor y mucha gratitud.
Celebremos , conmemoremos todos los días , hagamos una diciplina de dar Gracias a DIOS todos los días.
Bendiciones

Por: Monserrate Maldonado, Pastor

Iglesia de Dios El Taller del Alfarero

Amistad con Dios

“Os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer” (Juan 15:15).

            ¿Cuál es el concepto de Jesús de la amistad? ¿Cómo concibe Dios la amistad? ¿Quiénes eran sus amigos? Nos viene a la mente Abraham, David, y Job. Dios abrió su corazón a estos hombres y les reveló cosas importantes. A Abraham le reveló sus propósitos (Gen. 18:17). Le reveló a Job lo que está detrás de lo que ocurre en este planeta, de cómo Satanás afecta nuestras vidas. A David le reveló que vendría “un Justo que gobernará entre los hombres” (2 Sam. 23:3-5). A través de la prueba de Abraham con su hijo, Dios reveló lo que Él haría con el Suyo, y a qué coste (Gen. 22). A través de David, Dios reveló cómo es un hombre según su corazón. El sufrimiento de Job arroja luz sobre el de Jesús. Dios se dio a conocer a sus amigos. ¿Qué queremos de Él? ¿Cosas? ¿Sensaciones? ¿Éxito? Si lo que realmente deseamos es “conocerle” (Fil. 3:10), tendremos que entregar todo lo que somos y tenemos a esta empresa. ¡Tendremos que crecer para que quepa Dios dentro de nosotros! ¡Tendremos que aprender a tomar pasos gigantes para caminar con Él! Pasaremos por profunda oscuridad y luz cegadora. El camino para conocer a Dios es extenuante, desafiante, exuberante ¡y agotador!  

 

            Relacionarnos con Dios no exige que seamos perfectos. Abraham, David no lo eran. Job, sí, pero no consiguió intimidad con Dios por esta vía. Conocer a Dios tiene que ver con llegar a confiar en Él a pesar de todo (Job 13:15), con verle (Job 42:5), amarle (Salmo 18:1), realizar hazañas por medio de la fe en Él (1 Sam. 17:37), y con la obediencia (Gen. 12:4). La meta es conseguir que Dios confíe en nosotros (Gen. 18:19). Acerca de David dice: “Hará todo lo que le mando” (1 Sam. 13:14). Confió en Job que no perdería la fe en medio de las tinieblas más horrendas que un hombre puede vivir cuando Dios escondió su rostro de él. Llegó al punto de desear nunca haber nacido. Y tenía razón: mil veces mejor nunca haber nacido que vivir y no encontrar a Dios, pero haberle encontrado y perderle, ¿quién puede soportarlo?

            Conocerle es un proceso lento conseguido en medio de pruebas. Abraham esperó años para el nacimiento de Isaac. Esperó toda la vida para poseer la Tierra que Dios le prometió. David fue perseguido durante años antes de obtener el reino. Job se sentaba en la oscuridad tiempo sin medida antes de ver la luz de Dios. ¿Qué precio estás dispuesto a pagar para conocer a Dios? Abraham tuvo que renunciar a Ismael. Job perdió todo, hasta la presencia de Dios. David tuvo que perder a su mejor amigo para conseguir el trono prometido. Durante toda la espera, su Amigo del alma fue Dios mismo, como vemos en los Salmos. ¿Cómo podemos encontrar a Dios de esta manera? El profeta nos contesta: “Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón” (Jer. 29:13). La búsqueda durará toda la vida: nos llevará a toda una vida esperando en Él y ejerciendo fe, amando a Dios y corriendo en pos de Él.

AmistadconDiosWP

 

Enviado por Hno. Mario

El significado del monte de la transfiguración

“Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevó aparte a un monte alto” (Mateo 17:1).

La experiencia en el Monte de la Transfiguración llevó a cabo muchos propósitos:

1.     Fue la confirmación de que Jesús, sí es el Hijo de Dios. El texto empieza diciendo: “Seis días después”. ¿Después de que? Después de la confesión de Pedro a tal efecto (Mat. 16:16). La voz del Cielo ratifica su afirmación: “Este es mi Hijo amado” (17:5). Pedro había acertado. Es doctrina conocida para nosotros, pero para que un judío diga que un ser humano es el Hijo de Dios requiere una revelación divina, tal como dijo Jesús: “No te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos” (16:17). Ellos esperaban a un Mesías, sí, pero no que éste fuese Hijo de Dios.

2.     Vieron su gloria: “Se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol” (17:2). Ahora ven la eterna gloria de Jesús. Es una segunda confirmación para los 3, y los tres son testigos de esta gloria para todas las generaciones siguientes. Son tres los que lo ven, no uno que tenga una visión; con tres queda confirmado.

3.     Fue una confirmación para Jesús. Había entendido bien que la voluntad de Dios para él era la cruz. La voz dijo: “Este es mi Hijo amado”, confirmando su mesiazgo (Sal. 2:7), “en quien tengo complacencia”, una frase procedente de Is. 42:1, confirmando su misión como siervo sufriente. La voz junta estos dos textos dando a entender que el Hijo es el siervo y el siervo es el de Is. 53.

4.     Enseñó que Jesús está en comunión con Moisés y Elías, la Ley y los profetas; no hay ninguna contradicción entre Jesús y el Antiguo Testamento. Están en perfecta armonía, pero Jesús es superior. Pedro pensó que los tres eran iguales e iba a construir tres enramadas, uno para cada uno, pero la voz dijo: “Este es mi Hijo amado… a él oíd”. Él es el cumplimiento de todo lo que está escrito en la Ley de Dios. Es más que Moisés y más que Elías. Él es el Profeta de los profetas, la misma voz de Dios. Los tres discípulos se habían postrado ante la nube y la voz de Dios. Jesús tuvo que tocarlos para darle fuerzas y quitar su temor. Cuando abrieron los ojos, “a nadie vieron sino a Jesús solo” (17:8). Los otros habían desaparecido ante la gloria de Jesús. Jesús es el más grande, y él es el que ha de llenar toda nuestra visión.   

ElSigMontdLaTransfiguracinWP

 

Si estás convencido de que Jesús es el Hijo de Dios, es porque Dios mismo te lo ha revelado. Quiso que conocieses a su Hijo y te lo ha dado a conocer. Si has empezado a ver un poco de su gloria, es porque Dios te la ha mostrado. Quiere que Jesús sea tan grande ante tus ojos que no veas a nadie más, que Él llene toda tu visión, y que nadie este en competición para tu devoción, solo Jesús. Siendo testigo de su gloria, no quiere que te quedes en el monte en una enramada, contemplándole, sino que bajes al valle  donde están la gente, para atenderles por amor a Él, con la visión fresca en tu mente: “Cuando llegaron al gentío, vino a él un hombre, que se arrodillo delante de él diciendo; Señor ten misericordia de mi hijo, que es lunático, y padece muchísimo” (17:14). Que así sea.  

Enviado por Hno. Mario

Cómo quiere Dios que usemos el dinero

Leer | 1 TIMOTEO 6.6-11

 

El mundo atribuye al dinero una importancia mucho más grande que la que Dios quiso que tuviera. En vez de ser simplemente un medio de intercambio de bienes y servicios, se ha convertido en objeto de codicia, en una fuente de poder y prestigio, y en un medio para alcanzar estatus, felicidad y seguridad. Pero, con tantas falsas esperanzas puestas en la riqueza, debemos tener cuidado de no ser engañados. La Palabra de Dios nos advierte los peligros de dar demasiada importancia al dinero en nuestra vida, y nos dice cómo usarlo de acuerdo con los propósitos del Señor.

ComoQuiereDiosqueUsemosElDineroWP

Para las necesidades personales: Dios quiere que ganemos dinero para satisfacer nuestras necesidades y las de nuestra familia (2 Ts 3.10.). Los cristianos debemos vivir dentro de nuestras posibilidades para no ser una carga para otros.

Para la obra de Dios: Ya que todo lo que tenemos viene del Señor, Él nos ha ordenado que le demos la primera parte de nuestros ingresos como un acto de obediencia y gratitud (Pr 3.9). Nuestras contribuciones permiten que el evangelio sea proclamado.

Para ayudar a otros: Cuando alguien experimenta una crisis económica y está verdaderamente necesitado, el Señor nos manda a ayudar compartiendo lo que tenemos (Pr 19.17). Él nunca pasa por alto la generosidad, e incluso promete recompensarnos.

Lo importante no es cuánto dinero tenemos, sino si lo estamos usando como Dios manda. Adquirir más no da felicidad y seguridad. Pero si obedecemos las instrucciones del Señor en cuanto al dinero, encontraremos el gozo y la satisfacción que nuestros corazones desean verdaderamente.

Por Min. En Contacto

Leer | SALMO 42.5-11

Siempre que se sienta decaído, lo mejor que puede hacer es ir al libro de Salmos. En el pasaje de hoy, el escritor pregunta: “¿Por qué te abates, oh alma mía? (v. 5). Sorprendentemente, esta pregunta es el primer paso para vencer el desánimo.

vencereldesánimoWP

Mire hacia adentro. Antes de enfrentar el desaliento, necesita saber qué lo está causando. Si no está seguro, pídale al Señor que le ayude a entender qué está pasando dentro de usted.

Mire hacia arriba. El paso siguiente es levantar sus ojos al Señor y poner su esperanza en Él. Recuerde que el desánimo es común para todos, en algún momento, pero no tiene que alojarse en nosotros. Después de un tiempo, volverá a alabar a Dios por la ayuda de su presencia (v. 5).

Mire hacia atrás. El desaliento es capaz de borrar de nuestra memoria todo lo bueno que el Señor ha sido con nosotros a lo largo de los años. Por eso, en vez de regodearnos en nuestro malestar presente, debemos hacer el esfuerzo de recordar el cuidado y la provisión de Dios en el pasado. Entonces, nuestra fe vencerá al desánimo (v. 6).

Mire hacia adelante. Los planes de Dios son buenos y podemos aguardar con esperanza lo que Él va a hacer en el futuro. Su misericordia nos ayudará en el día y traerá consuelo en la noche. Confíe en que Él hará que todo obre para nuestro bien (v. 8).

Si su enfoque es correcto, usted responderá bien al desánimo. Las circunstancias pueden hacerle pensar que Él se ha olvidado de usted (v. 9), pero su Palabra promete que Él le ayudará y vendrá en su auxilio en el valle del desánimo. Aunque se sienta solo, usted jamás está solo.

Por Min. En Contacto

Obstáculos de la obediencia

Leer | 2 REYES 5.11-17

 

La obediencia es una acción poderosa que puede desencadenar la gloria de Dios de maneras que están más allá de nuestra imaginación. Pero obedecer es usualmente difícil porque nuestros deseos son probados. Nos asusta hacer lo que Él dice, por temor a perder lo que es importante para nosotros. No obedecer puede, impedirnos recibir lo que más deseamos.

Al comienzo, tres obstáculos impidieron a Naamán obedecer las instrucciones de Dios, y eso casi lo privó de experimentar una curación milagrosa.

  1. El orgullo. Como oficial de alto rango, Naamán temía perder su dignidad si obedecía. Sus siervos tuvieron sabiduría para ver cómo el orgullo le estaba robando la vida. ¿Cuántas veces desconfiamos de Dios, por temor a parecer unos tontos?
  2. Las expectativas egocéntricas. Naamán se puso furioso cuando sus expectativas específicas no fueron satisfechas. Nosotros, también, muchas veces nos enojamos con el Señor cuando Él no complace nuestras exigencias. Pero si realmente queremos hacer su voluntad, debemos dejar que Él haga.
  3. La incredulidad. La fe de Naamán solo llegaba hasta la visión que tenía de cómo sería curado. Fue necesaria la fe de sus siervos para ayudarle a ver la verdad: que la obediencia era clave para que Dios respondiera a su gran necesidad.

ObstclsDLaObedciaWP

El llamado a obedecer, muchas veces pone al descubierto ataduras de las cuales el Señor quiere librarnos. Cuando decidimos responder con fe, Dios se revela a sí mismo de una manera nueva que fortalece nuestra confianza en Él; porque a la larga nuestra mayor necesidad es conocer mejor al Señor.

Por Min. En Contacto

Las necesidades no satisfechas

Leer | SALMO 84.11, 12

 

Si el Señor ha prometido proveer para nuestras necesidades, ¿por qué no siempre las satisface cuando se lo pedimos? Puesto que Él es completamente fiel a su Palabra, es obvio que la causa del problema somos nosotros. Su promesa de provisión tiene una condición: es dada a quienes “andan en integridad” (v. 11). Por tanto, si Dios no está proveyendo para nuestras necesidades como debiera, es posible que tenga un plan diferente.

NcsdadsNoSatisfchasWP

Pecado. Una razón por la que nuestras oraciones no son respondidas, es porque hemos permitido el pecado en nuestras vidas, y no estamos andando con rectitud. Si el Señor no tomara en cuenta la desobediencia, y nos concediera nuestras peticiones, estaría aprobando un estilo de vida pecaminoso.

Holgazanería. Puede ser que no hemos hecho nuestra parte. Aunque Dios es la fuente final de todo lo que tenemos, Él nos ha dado la responsabilidad de trabajar para que atendamos nuestras necesidades básicas (2 Ts 3.10, 11). Si usted es una persona en condiciones de trabajar, pero que no quiere hacerlo, el Señor no va a apoyarlo.

Deseos. Si Dios no ha provisto como usted esperaba, es porque sus “necesidades” son en realidad deseos. Si el Señor sabe que lo que usted quiere no logrará los planes que Él tiene para su vida, negará su provisión para darle algo mejor.

Las acciones y el carácter de Dios siempre están en armonía. Él no premia la rebeldía ni la holgazanería, y sus respuestas a la oración cuadran con su propósito de conformarnos a la imagen de Cristo. Si Él le está negando algo que usted considera esencial, es porque está haciendo algo mejor para usted.

Por Min. En Contacto

En busca de la felicidad

“¡Que el Dios de la esperanza los llene de todo gozo y paz en la fe, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo!” Romanos 15:13

¿Es usted feliz? De acuerdo a algunos informes, la mayoría de nosotros no lo somos.

Si esto es cierto, la ausencia de felicidad no es nada nuevo. La historia nos dice que una vez, después que Benjamín Franklin había terminado de dar un discurso sobre las garantías de la Constitución, una persona de la audiencia gritó: “Todas esas palabras no significan nada. ¿Dónde está toda la felicidad que usted dice que nos garantiza?”

En respuesta a semejante comentario, Franklin sonrió y dijo: “Mi amigo, la Constitución sólo garantiza al pueblo americano el derecho a buscar la felicidad; pero cada uno tiene que alcanzarla por sí mismo”.

La mayoría de nosotros todavía estamos buscando la felicidad, y lamentablemente muchos la buscan en lugares donde no puede ser hallada o alcanzada.

EnBuscadelaFelicidadWP

El Señor nos dice que la verdadera felicidad, alegría, y paz, se encuentran cuando la persona reconoce la necesidad del perdón y la salvación que el Salvador ha logrado para nosotros con su vida, sufrimiento, muerte y resurrección.

En otras palabras, la verdadera felicidad se encuentra cuando el Señor pone nuestras vidas en armonía con su voluntad.

Sé que a muchos no les gusta escuchar lo que acabo de decir, pero esa verdad es tan cierta hoy como lo fue en los días de Ben Franklin.

Esa verdad es tan cierta hoy como lo fue cuando Adán y Eva fueron expulsados del Jardín del Edén por buscar la felicidad lejos del Señor. No cometamos el mismo error que ellos cometieron.

Por CPTLN

El día y la hora final

“Y así como está establecido que los hombres mueran una sola vez, y después venga el juicio.” Hebreos 9:27

Hace unos años conocí a una persona que, cada vez que soñaba con alguien, a las dos semanas esa persona se moría.

Cuando era joven, él pensaba que tenía la obligación de avisarle a la persona que se iba a morir así, si esa persona quería, podía prepararse para su último día.

Pero antes de continuar con la historia de este soñador, déjeme hacerle una pregunta. Si usted se hubiera encontrado con este señor, ¿le hubiera gustado saber cuándo sería su último día en la tierra?

Durante varios años he tenido la oportunidad de hacer esta pregunta repetidamente, y las respuestas las he separado en dos grupos. El primer grupo dice que sí le gustaría saber con anticipación el día de su partida, porque de esa manera podrían planear su funeral, escoger los himnos, escoger a las personas que llevarían el féretro, y hasta diseñar su propia lápida. Además, tendrían tiempo para pedir perdón a las personas a quienes hubieran ofendido. Ah, y también tendrían tiempo de despedirse de sus familiares y amigos.

El segundo grupo dice que, definitivamente, no les gustaría saber cuándo van a morir. Ellos afirman que estarían satisfechos con la decisión de Dios en este sentido, que cada día se arrepienten de lo mal que han hecho y se disculpan personalmente con las personas a quienes han ofendido, y que no quieren esperar hasta el último momento para planear su propio funeral… y menos para diseñar su propia lápida.

Como puede ver, querido lector, hay dos puntos de vista diferentes en cuanto a esta pregunta. ¿En cuál de los dos grupos se situaría usted?

Y para continuar con la historia de la persona que soñaba, él mismo decidió recolectar la información y encontró que, cuando las personas sabían cuándo iban a morir, no actuaban de acuerdo con la situación, sino que trataban de buscar maneras de prolongar su vida. Algunos hasta le preguntaban si haciendo algo podrían cambiar la situación, y obviamente él no tenía las respuestas que ellos esperaban recibir. Lo único que él sabía, era que definitivamente iban a morir y así se los hacía saber.

EldiaylahorafinalWP

Nuestro Padre Celestial nos dice que todos vamos a morir. Y es por ello que necesitamos un Salvador. El Padre Celestial también nos dice que todos los que creemos en su Hijo vamos a escapar de la muerte eterna, y vamos a vivir para siempre con él. Esa es la verdad: Jesús vivió, murió y resucitó, para que nuestros pecados sean perdonados y de esa manera formemos parte de la familia del Señor.

¡Jesús reemplazó el sueño de la muerte por la vida eterna con él!

Por CPTLN

A %d blogueros les gusta esto: