Mes: marzo 2017

Nuestras riquezas en Cristo

Nuestras riquezas en Cristo

Leer | FILIPENSES 4.19, 20

Como creyentes, somos en verdad ricos por las riquezas y la gracia que tenemos en Cristo. Hemos sido escogidos, redimidos, justificados, unidos con Dios y hechos ciudadanos del cielo. Pero la lista no termina aquí.

Jesús dijo a sus discípulos que su partida era necesaria para que el tercer miembro de la Trinidad viniera a morar en cada creyente (Jn 16.7). Cuando somos salvos, recibimos el Espíritu Santo, que nos sella como hijos de Dios, nos consuela en nuestro dolor y nos enseña a vivir rectamente.

selloespsto

Gracias a la obra santificadora del Espíritu, nos asemejamos cada vez más a Jesús, lo cual es otra bendición del Señor. Su Espíritu nos transforma a fondo y produce el fruto espiritual en nuestra vida (Gá 5.22, 23). También nos capacita para decidir vivir santamente y romper con los hábitos pecaminosos.

Otra bendición maravillosa que tenemos los cristianos, es el acceso al trono de la gracia. Podemos entrar a la presencia de Dios en cualquier momento, por medio de la oración y la adoración. La resurrección y la glorificación son también tesoros que tendrán los hijos de Dios. Así como el cuerpo de nuestro Salvador fue resucitado, también lo serán nuestros cuerpos; en el cielo serán hechos perfectos, y estaremos libres de la presencia del pecado por toda la eternidad.

La riqueza que tenemos en Cristo sobrepasa cualquier cosa que ofrezca este mundo. No se deje seducir por la mentalidad terrenal, que valora la comodidad y el placer más que todo lo demás. Por el contrario, valore quién es usted en Cristo y lo que le ha sido dado. Si lo hace, el gozo y la paz serán suyos.

Min. En Contacto

Cómo capta Dios nuestra atención

Cómo capta Dios nuestra atención

Leer | DEUTERONOMIO 1.42- 44

Un silbato puede captar nuestra atención rápidamente, ¿no le parece? Su sonido se utiliza para controlar el comportamiento indisciplinado, indicar el comienzo o el final de un evento, o interrumpir la acción. Cuando es utilizado por un policía en la calle, por un maestro en un patio de recreo, o por el árbitro en un juego, el silbato es una señal que nos dice que debemos detenernos para saber la razón de su silbido.

llamadoalaatencion

¿Qué usa el Señor para captar nuestra atención? A veces, su herramienta es un espíritu inquieto, que puede parecer una vaga insatisfacción con la vida. Otras veces, Él usa las palabras de una persona para ayudarnos a reconocer que Él nos está hablando. Bendecirnos de una manera poco común es otro método que Él emplea (Ro 2.4). En cada caso, debemos detenernos y preguntarle: “Señor, ¿estás tratando de decirme algo?”

Dios permite, a veces, que nuestras oraciones no reciban una respuesta, como una manera de movernos a agudizar nuestro enfoque en Él. O puede decir “no” a nuestra petición, para lograr nuestra atención. Del mismo modo, las decepciones, los fracasos y las dificultades son, de vez en cuando, su herramienta elegida con el mismo propósito. Pero en todos los casos, Él actúa en nuestro beneficio. Si somos sabios, buscaremos al Señor en las tragedias, los reveses financieros, y los padecimientos físicos.

Dios merece toda nuestra atención, pero nos llenamos de preocupación. Él espera hablar con nosotros, pero algunas veces estamos distraídos mirando nuestras circunstancias. Deje que los acontecimientos de la vida, tanto los agradables como los dolorosos, le muevan a volverse a Dios cada día.

Min. En Contacto

Qué hermoso

¡QUÉ HERMOSO!

todohermoso

 

“Todo lo hizo hermoso en su tiempo” (Eclesiastés 3:11).

Un joven

            No habrías dado un duro por él. Era de carácter insoportable, rebelde, contumaz, tozudo, impresentable y de malas compañías, pero su madre oraba por él. Una noche, encontrándose en un lugar donde ningún hijo de creyentes debe ir, un chico que le tenía tiria le puso una droga en su bebida para acabar con él. Al rato, cayó al suelo inconsciente y se despertó en el hospital al borde de la muerte, pero no pasó el umbral, porque Dios quiso hacer algo mucho más grande que hacer de él un espectáculo del resultado de la rebeldía; quiso glorificarse en él, transformándole, tal como lo hizo con el hijo prodigo. ¡Es otra persona! Volvió en sí. Reflexionó e hizo un cambio de 180º. Ahora es simpático, amable, atento, servicial, cariñoso, humilde, consciente de cómo era, agradecido al Señor, disciplinado, estudioso de la Palabra, y lleno del Señor. Disfrutas estando con él. ¡Qué hermoso!

Una madre joven

            Esta es una mujer que ha nacido en la iglesia, bebido de la iglesia, y crecido en la iglesia. Se casó en ella, ¡y tuvo un hijo en ella! Podríamos decir que nació allí. Pues, iba siguiendo una vida normal de iglesia hasta que se presentó una crisis en su vida. Su marido le abandonó dejándole con el niño pequeño y sin recursos. En estos momentos uno o bien se agarra al Señor, o bien se hunde en la desesperación. Ella se ha afianzado en el Señor de manera que ha transformado toda su vida. Ha pasado de ser una mujer de iglesia a ser una mujer de Dios. Su cara es radiante con la paz de Dios. Es más guapa que nunca. Está firme y estable en Él, asumiendo la responsabilidad, tomando decisiones, creciendo en madurez, ¡y es hermoso verlo!

Una mujer de edad mediana

            En estos días de desempleo y paro, también los cristianos están afectados. Muchos se encuentran en situaciones de dificultad económica. Algunos son personas muy preparadas, con carreras, que han buscado trabajo, y no lo encentran. Este es el caso de una mujer creyente que vive sola, porque su marido (supuestamente creyente) le abandonó hace muchos años y su hijo vive lejos. Tiene lo justísimo para vivir, ¡y está feliz! ¡Está contenta! La gente se maravilla con ella, porque no está preocupada, quejosa, amargada, dudando del Señor, sino todo lo contrario. Tiene esa paz profunda que sobrepasa todo entendimiento (Fil. 4:7), que no tiene explicación humana. Una transformación paulatina ha tomado lugar en su vida. Ha ido creciendo, cambiando actitudes, rasgos de carácter, aceptando su realidad, lo que Dios ha permitido, y activamente confiando en Él para su futuro. Usa su tiempo libre para estudiar la Palabra, leer libros cristianos y disfrutar del Señor. Es hermoso ver el cambio que Dios ha operado en ella por medio de estas circunstancias adversas.

Enviado por Hno. Mario

La manera de Dios es la mejor

La manera de Dios es la mejor

Leer | PROVERBIOS 16.18-25

Una canción de finales de la década de 1960, habla de alguien que da una mirada retrospectiva a su vida, proclamando con orgullo que hizo las cosas a su manera. Cinco veces diferentes, esta persona anónima expresa sentirse satisfecha de sí misma, por no dar cuenta a nadie de su estilo de vida o sus decisiones.

El tema de la canción es exactamente lo contrario en cuanto a la manera como Dios ha llamado a vivir a los creyentes. Como seguidores de Cristo, debemos someternos al Señor, y vivir a la manera de Él.lamejormaneraladedios

 

¿Cómo podemos vivir de acuerdo a la manera de Dios?

 

Dándole nuestra atención. Debemos dejar de lado nuestros planes y enfocarnos, más bien, en nuestra relación con Dios y en las cosas que le agradan a Él.

Obedeciendo sus instrucciones. Debemos obedecer los pasos que Él ya nos ha indicado (Pr 3.5, 6). Esto requiere que escuchemos con atención su Palabra, y que obedezcamos sus instrucciones.

Aceptando la provisión de Dios como acertada. El Señor asume toda la responsabilidad por la vida consagrada a Él, y nos dará todo lo que necesitemos para obedecer sus instrucciones. Debemos basar todas nuestras acciones y decisiones en esta verdad (Fil 4.13), aun cuando nuestros sentimientos nos digan que nuestros recursos o capacidades no son suficientes.

¿Qué revelan las decisiones que usted toma? ¿Ha elegido seguir el plan de Dios o desobedecerlo para ser independiente? Piense en si le ha establecido límites a Dios en cuanto a ciertos aspectos de su vida. No es demasiado tarde para vivir a la manera de Dios.

Min. En Contacto

Victoria en los altibajos de la vida

Victoria en los altibajos de la vida

altibajos

Leer | FILIPENSES 4.10-13

¿Ha escuchado usted alguna vez el testimonio de un creyente que experimentó una tragedia terrible? Tendemos a estar muy atentos a esos relatos, porque la persona involucrada ha sido testigo de primera mano de la fidelidad y el poder de Dios de restaurar una vida golpeada.

De todos los testigos de la gracia de Dios en tiempos de dificultades, ninguno es más impresionante que el apóstol Pablo. Él supo lo que eran los sufrimientos. Durante todo su ministerio fue perseguido, golpeado, apedreado, arrestado, sufrió naufragios y fue acusado de herejía tanto por los líderes judíos como por el gobierno romano. Todo esto contrastó inmensamente con su pasado, en el que disfrutó de los lujos y las oportunidades que le dieron su ciudadanía romana y su educación en el judaísmo.

En la vida de Pablo hubo altibajos increíbles. Como resultado, se ganó el derecho de proclamar lo que dice Filipenses 4.12: “Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia”.

¿Qué lección aprendió el apóstol como resultado de estas experiencias? Él nos dice en el versículo 12: “En todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad”.

El “secreto” de Pablo no es un secreto en absoluto, porque él revela la fuente de su fortaleza en el versículo que sigue: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. La fe en Jesucristo y una dependencia cada vez mayor de Él, harán que esta fuente de poder ilimitado sea una realidad en la vida de usted.

Min. En Contacto

Inversión para el futuro

Inversión para el futuro

Pero Dios le dijo: “Necio, esta noche vienen a quitarte la vida; ¿y para quién será lo que has guardado?” Eso le sucede a quien acumula riquezas para sí mismo, pero no es rico para con Dios. Lucas 12:20-21

¿Qué inversiones estás haciendo para asegurar tu futuro? ¿Estás comprando acciones, invirtiendo en una jubilación privada o en bienes inmuebles? Invertir y guardar para el futuro es sabio y prudente.

bible study and notes

Y en tu vida espiritual, ¿has invertido para tu futuro? Cuando se trata de la vida espiritual, sólo hay una inversión segura, tanto para tu presente como para el futuro: “Jesucristo”. Confía en él hoy, e invierte parte de tu tiempo en el estudio de la Palabra de Dios. Con fe en Jesús, tu futuro y bienestar son eternos.

CPTLN

Cómo permanecer

CÓMO PERMANECER

 

“Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho” (Juan 15:7).

            Estábamos lamentando el hecho que no podemos estar sentados a los pies de Jesús literalmente todo el día, uno, porque él no está físicamente presente, y dos, porque tenemos trabajo que hacer. Lo de María solo pudo durar mientras Jesús estaba en su casa. De todos modos, dentro de poco, él iba a ascender al cielo, y, entonces, ¿cómo podía ella “permanecer”?  Jesús nos lo explica en su último gran mensaje a sus discípulos (Juan 15). Lo de permanecer es una realidad espiritual y se hace estando en una relación de amor con él y en fe y obediencia a su palabra (v. 7). Está Jesús, y está su palabra, las dos cosas. Siempre hay las dos cosas. Los discípulos en el camino a Emaús tuvieron a Jesús y él hablaba la Palabra. María, sentado a los pies de Jesús, le tuvo a él y su palabra, aquello que enseñaba. Si amamos a Jesús y no obedecemos su palabra, este amor no vale nada, y si obedecemos la Palabra sin amar a Jesús, es un legalismo muerto.

            Permanecer en Cristo es amarle, estar siempre con él, sentirle cerca; es hablar de él a otros, pasar tiempo orando, hablando con él; es gozarnos de él, estar feliz en él, cantarle himnos, salmos y cánticos espirituales en nuestro corazón; es llorar sobre su hombro y consolarnos en él; es buscarle, hallarle, y buscarle más.  Es notar cuando nos apartamos del él, aun un ápice, y volver volando.

            Permanecer en su Palabra significa tener la Palabra en nosotros, encarnada, como el motor de nuestra vida. La conocemos, meditamos en ella; ella llena nuestra vida; estamos saturados de ella; transforma nuestra mente; la amamos y la obedecemos. Creemos sus promesas y, al orar, las usamos. Ponemos el dedo allí y leemos la promesa al Padre con fe, sabiendo que él siempre cumple su Palabra. Hablamos de la Palabra con otros. Indagamos en ella. La usamos como patrón de nuestra vida. Creemos toda ella. Amamos a Cristo por decir las cosas tan entrañables que leemos en su Palabra. Vemos a Jesús en cada página y esta visión se convierta en adoración.     

            La Palabra se compone de promesas y mandamientos. Creemos las promesas y obedecemos los mandamientos.  Por ejemplo, Josué 1:5-9. Aquí tenemos muchas promesas y muchos mandamientos que son necesarios para entrar en plenitud de vida, o, en otras palabras, para permanecer. ¡Podemos contar cuántos hay de cada! Confiar y obedecer: esto es lo que significa permanecer en la Palabra.

sentadosalospiesdejesus

Pues, “si permanecemos en Cristo y su palabra en nosotros”, es como estar sentados a los pies de Jesús como Maria, todo el día, en nuestro corazón. Llega a ser nuestra realidad espiritual. El resultado, como dice nuestro texto, es que nuestras oraciones serán contestadas. Y es llevar mucho fruto, primero, en nosotros mismos, y luego, en nuestros ministerios. ¿No es esto lo que queremos? .

Enviado por Hno. Mario

La profunda gracia del Padre celestial

La profunda gracia del Padre celestial

Leer | LUCAS 15.17-24

Las películas familiares terminan normalmente con una cálida reunión de sus miembros. Los vemos abrazándose unos a otros, en una expresión de amor y solidaridad.

La parábola del hijo pródigo muestra una imagen semejante de la actitud de nuestro Padre celestial hacia nosotros, sus hijos. Esta historia tan conocida ilustra la magnificencia de la gracia. En Lucas 15.20, el que fue agraviado corre para recibir con brazos abiertos al agraviador. Es importante advertir cómo el que fue maltratado se compadece del culpable.

Y aun hay más. El hijo pródigo no sabía que sus derechos como hijo serían restaurados. Nosotros, como creyentes, sí sabemos de antemano lo que nos espera cuando volvemos humildemente a nuestro Padre celestial. Por su gracia, podemos contar con su aceptación, no importa el tiempo que hayamos estado alejados de Él, o cuán lejos hayamos vagado. La gracia nos garantiza que nuestro Señor nos recibirá con compasión y perdón, y que nos restaurará plenamente nuestros derechos como sus hijos. No es nuestro buen desempeño, ni las buenas obras o incluso las palabras apropiadas­ lo que importa, sino nuestra identidad en Cristo. Cuando Dios ve que pertenecemos a su Hijo y nos arrepentimos de todo corazón, Él nos perdona.

 

La parábola del hijo pródigo nos señala que gracias a Jesucristo, somos perdonados, incluso antes de que regresemos a Él. Aunque esto no nos da licencia para pecar (Ro 6.1, 2), sí nos da un motivo para celebrar. Nuestro Padre está esperando para darnos una calurosa bienvenida al hogar.

Min. En Contacto

graciadediosnuestragarantia

Día de San Patricio

Día de San Patricio

sanpatricio

Patricio nació en Inglaterra en el año 387 d.C. De niño fue traído a la fuerza a Irlanda como esclavo. La vida fue horrible para él en cautiverio, y Patricio puso su mirada en Dios. Escapó de sus captores muchos años después y regresó a Inglaterra. Una vez en su tierra natal, oyó la voz de Dios, que le dijo que debía regresar a Irlanda y ayudar a los irlandeses a convertirse al cristianismo. A pesar de encontrar mucha oposición, fue capaz de predicar el evangelio y realizó milagros en Irlanda durante 40 años.

 

El Día de San Patricio se celebra todos los años el 17 de marzo. El Día de San Patricio es el día del santo patrón de Irlanda en el que se puede disfrutar de un día lleno de espectáculos. No solo irlandeses celebran se unen personas del todo el mundo.

El plan misericordioso del Señor

El plan misericordioso del Señor

Leer | 2 PEDRO 3.9

En el Nuevo Testamento, vemos que el llamado de Dios a la salvación a toda la humanidad se repite varias veces (Jn 1.12; 3.16; 6.40; 2 P 3.9). Pero cada uno de nosotros tiene que tomar la decisión personal de responderle o no.

Dios quiere que la humanidad sea salva, por varias razones. Primero, porque Él nos ama (Ef 2.4). Nos ama porque es parte de su naturaleza amar y cuidar a su creación, y no por ningún mérito de nuestra parte. Segundo, porque su gracia se ve claramente en sus seguidores (v. 7). Creyentes que una vez fueron rebeldes, son ahora siervos obedientes —tal trasformación Él la quiere festejar por toda la eternidad. Además, nuestras buenas obras glorifican al Señor (Mt 5.16). Todo lo que hacemos en su nombre, ayuda a que otros lo conozcan.

jesusmediador

La salvación solamente es posible por medio de Cristo, quien reconcilia a los pecadores con un Dios santo. Isaías 53.6 dice que todos somos pecadores, y Romanos 6.23 añade: “La paga del pecado es muerte”. Sin una solución divina, estaríamos endeudados y sin esperanzas. Pero la muerte del Salvador en la cruz a favor de toda la humanidad pagó la pena, y por eso cualquier persona puede tener una relación con el Padre celestial. Creer que Cristo murió por nuestros pecados y someternos a la voluntad del Señor, es todo lo que necesitamos para iniciar un compañerismo eterno con Él.

Nuestro Padre celestial nos ama, y quiere estar con nosotros para siempre. Lo único capaz de separarnos de Él es la decisión de rechazar su invitación. Una vez que recibimos a su Hijo como Salvador, pertenecemos a Dios, y ningún defecto en nuestro carácter podrá destruir nuestra eterna relación con Él.

Min. En Contacto

Recientes

…Dios les continúe bendiciendo les facilito los enlaces a los recientes videos en el Canal La Gloria Es De Dios en los programas Escuela Bíblica Dominical, Mensaje Pastoral, Desayuno Espiritual. Además el correspondiente al devocional de hoy.  Que sean de gran edificación.

E.B.Dom.

http://www.ministeriotv.com/video/la-gloria-es-de-dios-8593

Mje. Pst.

http://www.ministeriotv.com/video/la-gloria-es-de-dios-8611

DynEsp.

http://www.ministeriotv.com/video/la-gloria-es-de-dios-8641

Dev.

https://lagloriaesdedios.wordpress.com/2017/03/16/tu-mejor-amigo/

 

Tu mejor amigo

“¡Tu mejor Amigo!

amigodejesus

Porque, si cuando éramos enemigos de Dios fuimos reconciliados con él mediante la muerte de su Hijo, mucho más ahora, que estamos reconciliados, seremos salvados por su vida. Y no sólo esto, sino que también nos regocijamos en Dios por nuestro Señor Jesucristo, por quien ahora hemos recibido la reconciliación. Romanos 5:10-11

¿En quién confías? No siempre es fácil abrir nuestro corazón a alguien. ¿Tienes alguien con  quién contar en los momentos difíciles? Generalmente podemos contar con los dedos de una mano a quienes son nuestros verdaderos amigos, y por ellos damos gracias a Dios.

Pero debes saber que hay alguien muy especial y fiel que también quiere ser tu amigo. Su nombre es Jesucristo. Él vino al mundo a dar su vida por ti, y promete estar siempre a tu lado.

CPTLN

Tres cosas que Dios no es

TRES COSAS QUE DIOS NO ES

“Amigo, préstame tres panes”… “No me molestes” (Lu. 11:5, 7).

            La enseñanza de Jesús acerca de la oración tiene como meta estimularnos a orar. Hay ciertas ideas que podemos tener acerca de la oración, o de Dios, que hacen todo lo contrario: nos desaniman y nos quitan todo deseo de orar. Nos hacen pensar que no vale la pena, porque Dios no nos va a escuchar. O que orar es mucho trabajo, que tenemos que hacer un esfuerza sobre humano, lograr emocionarnos, orar con pasión, o insistir durante horas, meses o años para conseguir una respuesta. O que ser mucho más espirituales para que Dios nos oiga. Si pensamos que Dios es duro, exigente, lejos, ocupado con otras cosas, que no quiere ser molestado por personas semejantes a nosotros, no vamos a tener ganas de orar. Jesús nos dio tres ejemplos para enseñarnos como no es Dios para quitar ideas equivocadas de nuestra cabeza:

tres-cosas

1.     Dios no es un amigo infiel (Lu. 11: 5-8). Si vamos a Él de medianoche, no nos va a decir que somos inoportunos, que no le molestemos, que está durmiendo, que no puede atendernos ahora. Con esto Jesús quiso decir que podemos acercarnos a Dios en cualquier momento y encontrar audiencia con Él. Dios es asequible. Está disponible. No guarda horas de oficina. Cualquier momento vale. No va a fallarnos como Amigo. “Os digo que le levantará y le dará todo lo que necesite” (v. 8), ¡no de la cama, sino del Trono!
2.     Dios no es un padre cruel (Lu. 11:11-13). Dios no es un padre que se burla de sus hijos, dándoles gato por liebre. No nos engaña. No nos defraude. No nos da malos regalos o cosas que nos pueden hacer daño. No desatiende a nuestras necesidades básicas. Nos dará lo que nos conviene, y no otra cosa que nos perjudique.  “¿Cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?” (v. 13). No solo suplirá nuestras necesidades físicas, sino también las espirituales dando de su bendito Espíritu.
3.     Dios no es un juez injusto (Lu. 18:1-7). No es como el juez en la parábola que se cansó de la pobre viuda, que la encontró pesada y por fin la atendió para quitarla de encima. Dios ni es injusto, ni desprecia a los indefensos, ni espera que hayamos venido muchas veces para finalmente atendernos: “¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? Os digo que pronto les hará justicia” (v. 7, 8). ¡Esta historia no nos enseña que Dios tarda y que hemos de insistir, sino todo lo contrario!

Tenemos que concebir de la oración como un encuentro con un Amigo que está dispuesto a darnos lo que necesitamos sin protesta alguna; con un Padre que no solo nos dará las cosas materiales, sino las espirituales también; con Uno que nunca haría nada para defraudar a sus hijos, sino que da de sí mismo a sus amados hijos; y como un Juez justo que los defiende rápidamente, sin exasperarles con largas esperas, o calificaciones despreciativos, porque Él es su Defensor, ¡no su acusador! Nos acercamos a un Amigo disponible, un Padre que provee, y un Juez que nos defiende.  ¡Esto, sí, estimula la oración! Nos anima a orar porque sabemos que vamos a ser respondidos.

Enviado por Hno. Mario

A %d blogueros les gusta esto: