Mes: julio 2016

La única verdad

“La única verdad” 

Jesús dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Juan 14:6

Jesuslaverdad

Mucho se habla en estos días sobre la religión, Dios, el misticismo y la vida espiritual. Muchas personas que decían no creer en Dios, de pronto se presentan como muy espirituales. ¿Será que estamos mezclando muchas cosas cuando hablamos de religión y de fe?

La Biblia puede ayudarnos a encontrar la verdad. En ella aprendemos que hay un solo Dios y  Salvador. “Jesús dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6). Por lo tanto, no te dejes llevar sólo por lo que las personas digan u opinen. Lee la Biblia, y así tú mismo serás capaz de distinguir entre lo falso y lo verdadero. Confía en Jesucristo, el salvador de la humanidad. Él es el único camino que lleva a la vida eterna.

ORACIÓN: Señor Jesús, guía mi camino para que no sea engañado, y ayúdame a discernir la verdad y a mantenerme firme en la fe en ti. Amén.

Por CPTLN

La paz que Cristo nos da

“La paz que Cristo nos da” 

CPTLN bunnypink.jpgQue la gracia y la paz de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo sean con ustedes. 1 Corintios 1:3

La violencia, los asesinatos, los robos, los niños abandonados y las personas excluidas de la sociedad han aumentado mucho en las últimas décadas. Todo esto, y muchas otras cosas más, nos hablan de la ausencia de paz que existe en el mundo.

Paz

¡Qué importante es buscar la paz que Cristo ofrece! Cuando tenemos la paz de Cristo, por más guerras, conflictos y problemas que haya a nuestro alrededor, podemos vivir en paz. Es que la paz de Cristo trae la certeza del perdón y la vida eterna en el cielo. La paz de Cristo nos trae confianza, esperanza y consuelo, aun en medio de conflictos e incertidumbres.

A través de su muerte y resurrección, Cristo ofrece su paz a todas las personas. Confía en Cristo, y sé un agente de su paz.

ORACIÓN: Señor, gracias por darme tu paz, y con ella la oportunidad de vivir en paz en este mundo. Amén.

Por CPTLN

No nos metas en tentación

“No nos metas en tentación”

No nos metas en tentación, sino líbranos del mal. Porque tuyo es el reino, el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén. Mateo 6:13

En realidad, Dios no tienta a nadie. Pero aquí le estamos pidiendo que nos guarde y preserve, de modo que el diablo, el mundo y nuestra carne, no nos engañen ni seduzcan a creer en cosas erróneas, a caer en desesperación y otros vicios y afrentas y que, si fuéramos tentados a ello, venzamos y obtengamos la victoria.

Diosnos libra
Existen dos clases de tentaciones: la tentación a lo bueno, y la tentación a lo malo. La tentación a lo bueno es cuando Dios prueba a sus hijos para purificarles y fortalecerles en la fe. La tentación a lo malo es cuando el diablo, el mundo y nuestros propios deseos tratan de engañarnos y seducirnos a creer o hacer cosas que van en contra de la voluntad de Dios para nuestras vidas. La manera de no caer en estas tentaciones, es pidiendo la ayuda de nuestro Padre celestial.

ORACIÓN: Dios Padre, te necesito para poder vencer y superar las tentaciones que enfrento cada día, y así ser fiel a tu voluntad hasta el fin. Ayúdame, Señor, por Jesucristo. Amén.

Por CPTLN

El pan nuestro de cada día

“El pan nuestro de cada día” 

El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Mateo 6:11                                             pescador

Como hijos amados de Dios que creemos en Jesús, nuestro salvador, debemos trabajar y pedir a Dios que nos dé el pan de cada día no solamente a nosotros, sino también a los demás. Y cuando lo recibimos, es bueno que recordemos agradecerle a Dios por su infinita bondad, y ayudar a los necesitados.

Si no encontramos a nadie en nuestro barrio, busquemos entre quienes han sufrido, y aún siguen sufriendo, por alguna de las tantas tragedias que a menudo ocurren en este mundo. Con toda certeza siempre encontraremos a alguien a quien ayudar.

ORACIÓN: Padre nuestro, te agradecemos por darnos el pan de cada día, y te pedimos que cada día nos sigas dando todo lo que necesitamos para nuestro cuerpo y vida. Abre nuestros ojos y corazones para que estemos siempre listos a compartir nuestro pan con quienes necesitan de nosotros. Amén.

Por CPTLN

Un mundo mejor

“Un mundo mejor

rockSi me conocieran, también conocerían a mi Padre; y desde ahora lo conocen, y lo han visto. Juan 14:7

Necesitamos tomar conciencia de que la naturaleza necesita ser cuidada. Necesitamos tener actitudes positivas que compensen los desastres que nosotros, los seres humanos, provocamos en el pasado, a la vez que dar gracias a Dios por haber tomado la iniciativa de restablecer la relación que existía entre él, nosotros y el mundo, antes que el pecado la destruyera.

Pero el hacerlo implicó pagar un precio muy alto: Jesús tuvo que dejar la gloria del Padre y tomar forma humana para venir a nuestro mundo. Siendo hombre, sufrió el castigo que nosotros merecíamos y murió nuestra muerte, resucitando al tercer día y conquistando así la victoria sobre el diablo, el pecado y la muerte por nosotros. Gracias a su obra y sacrificio, tenemos ahora la promesa de un nuevo cielo y una nueva tierra con una vida perfecta y eterna junto a él para siempre. Mientras esperamos el cumplimiento de esa maravillosa promesa de Dios, nos corresponde ser sus colaboradores en el cuidado y mejoramiento de su mundo.

Por CPTLN

Una gran misión

“Una gran misión

Spanish Daily Devotion, Woman Reading BibleGócense y alégrense, porque en los cielos ya tienen ustedes un gran galardón; pues así persiguieron a los profetas que vivieron antes que ustedes. Mateo 5:12

¿Por qué será que la persona que cree en Jesús es diferente? La persona que es tocada por el amor de Dios busca hacer la voluntad de Dios. Deja de aliarse con los errores del pasado y pasa a valorar principios morales que antes no le parecían importantes, y adquiere hábitos que otros consideran extraños, como leer la Biblia y asistir a la iglesia. A otras personas todo eso les parecerá muy extraño y es posible que hasta la rechacen por eso.

La gran misión de los cristianos es dar testimonio del nombre de Jesús. Es contar a todos sobre el amor de Dios que vino al mundo a salvar a todos los pecadores a través del sufrimiento, muerte y resurrección de su hijo Jesucristo. Es declarar que ésta es la única manera de que seamos aceptados por Dios. Jesús dijo: “Gócense y alégrense, porque en los cielos ya tienen ustedes un gran galardón.”

 

Por CPTLN

Una vida distinta

“Una vida distinta

wheatBienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Mateo 5:10

¿Te has dado cuenta que muchas veces los cristianos son discriminados, por más que no interfieran en la vida de los demás? La mayoría de las veces, esa discriminación es muy sutil, como si en realidad no se tuviera la intención, pero sucede. Otras veces, es un hostigamiento abierto contra el estilo de vida honesto. Pero el cristiano siempre está consciente del amor de Dios, por lo que dejará que Cristo guíe su vida y la de quienes están a su alrededor.

Todo cristiano sabe que no va a recibir el reino de los cielos como premio por su comportamiento. Sin embargo, eso es una marca de que el amor de Dios está en su corazón. Jesús dice: “Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos” (Mateo 5:10). Quien cree en Cristo puede superar todos sus problemas, incluso la persecución, porque Dios está con él.

YO seré su Dios

“Yo seré su Dios

sunset cross¿Y qué acuerdo puede haber entre el templo de Dios y los ídolos? ¡Ustedes son el templo del Dios viviente! Ya Dios lo ha dicho: Habitaré y andaré entre ellos, y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. 2 Corintios 6:16

¿Dónde está Dios? ¡Qué pregunta antigua! Hace siglos que el ser humano se pregunta eso. La Biblia nos dice: “A Dios nadie lo vio jamás” (Juan 1:18a). Ningún ser humano ha tenido ni tendrá ese privilegio. Eso está reservado para la eternidad. Mientras estamos en este mundo no veremos a Dios. Sin embargo, él se nos revela a través de su Palabra. Allí encontramos un Dios de que nos amó tanto, que estuvo dispuesto a sacrificar a su propio hijo Jesús por nosotros.

Con fe en Cristo puedes tener la certeza que, a través de su Espíritu Santo, Dios está siempre contigo. No necesitas buscarlo en ningún lugar misterioso o inalcanzable, ni realizar rituales extraños. Dios vive en el corazón de quienes creen en Cristo. Puedes hablar con él diariamente a través de la oración, pues él está siempre dispuesto a escucharte.

Por CPTLN

¿Qué haría Jesús?

“¿Qué haría Jesús?

No busque cada uno su propio interés, sino cada cual también el de los demás. Que haya en ustedes el mismo sentir que hubo en Cristo Jesús. Filipenses 2:4-5

En muchas circunstancias de la vida tenemos que decidir rápidamente de qué manera actuar. En la mayoría de los casos, podemos concluir que siempre hay dos o más opciones a elegir, por más que no nos sean muy agradables. ¿Qué es lo que nos mueve a optar por uno o por otro camino? ¿Nuestros intereses personales o los de nuestra familia? ¿Nuestra salud, o la ganancia financiera que podamos obtener? ¿O será que actuamos de la manera que Jesús quisiera que actuáramos?

La Biblia dice que debemos tener la misma manera de pensar y actuar de Jesús. Jesús actuaba siempre con humildad y obediencia. Él vino para servirnos, y siempre fue obediente a Dios. Cuando reconocemos todo lo que Cristo hizo por nosotros, nos da alegría obedecer su santa voluntad. Recuerda eso en tu vida diaria, y permite que el amor de Cristo viva en tu corazón.

Por CPTLN

Aquellos a los que …

AQUELLOS A LOS QUE JESÚS SE REVELA

“Quédate con nosotros, porque se hace tarde, y el día ya ha declinado” (Lu. 24:29).
Dos discípulos de Jesús se dirigieron tristemente hacia el pueblo de Emaús. Sus corazones estaban apesadumbrados por los eventos de los días anteriores. Habían creído que Jesús de Nazaret era el Mesías, pero con su muerte ya habían perdido toda esperanza. Estaban dolidos, desilusionados, decepcionados, y derrotados. Ya nada les detenía en Jerusalén. Abandonaron la ciudad con pies pesados para la población de Emaús.
En esta condición lamentable, el Jesús resucitado no les dejó solos. Se apareció para caminar con ellos, pero no se daban cuenta de que Jesús andaba con ellos. No se reveló enseguida, porque era necesario enseñarles desde las Escrituras que su muerte estaba profetizada en el Antiguo Testamento, que por eso vino, y que fue la manera en que el Mesías tenía que librar a su pueblo.
Cuando habrían entendido el contenido

del estudio bíblico, Jesús hacía que iba a continuar con su viaje, pero ellos prevalecieron para convencerle a que se quedase a cenar con ellos y que pasase la noche en su casa ya que era demasiado tarde para continuar su viaje. Accedió a su petición y se sentaron a la mesa a cenar. Jesús dio gracias por la comida y partió el pan. En ese momento, sus ojos fueron abiertos y se dieron cuenta de quién era. Nada más reconocerle, Jesús desapareció. Es significativo que se reveló en el partimiento del pan y no en el estudio bíblico, porque uno puede entender la Biblia sin ver a Jesús, pero no puede tener comunión con él sin conocerle. Fue en el partimiento del pan, que habla de la comunión con Cristo, que le reconocieron. “Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, él conmigo” (Ap. 3:20). Jesús se da conocer en esta clase de cena.

cenandoconJesús

Resumiendo, pues, vemos que Jesús se revela a personas que han puesto todas sus esperanzas en él, que estarían destrozados si le perdiesen, que han comprendido su misión por medio de las Escrituras, que insisten en que se quede con ellos porque encuentran grata su compañía, y que le invitan a tener comunión con ellos. No se revela en la Eucaristía o en la Mesa del Señor, sino en la intima comunión con los que le amen.

Por D. Burt

Cercanos o lejanos

lejos y cerca¿CERCANOS O LEJANOS?

“Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor” (Fil. 2:12).
Hemos de ocuparnos en nuestra salvación. La parte de la misma que vamos a tocar ahora es nuestra cercanía al Señor. Para ir bien espiritualmente tenemos que mantenernos cerca del Señor. Como sabemos, esta no es una cuestión física, sino espiritual. ¿Cómo estamos en estos momentos, ¿cerca de él o lejos?
Los judíos en tiempos de Jesús se creían cerca de Dios. Tenían mucho orgullo por ser descendientes de Abraham y por tener la ley de Moisés. Por ello se creían mejores que otros pueblos, aceptados por Dios, y muy cerca de Él. El Señor Jesús tuvo que decirles unas palabras muy fuertes para despertarles a su realidad espiritual: estaban muy lejos. Refiriéndose a su relación con Dios, Jesús les dijo: “Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su aspecto, ni tenéis su palabra morando en vosotros” (Juan 5:37). Son tres cosas que deben ser ciertas de todo creyente. El creyente que está cerca de Dios oye su voz. Ocurre de forma regular. Jesús dijo: “Mis ovejas oyen mi voz” (Juan 10:27).

Cuando Israel tuvo la oportunidad de oír la voz de Dios, no quisieron. Pedían que Moisés hablase con ellos en lugar de Dios. David escribió: “Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones” (Salmo 95;7, 8). En cuanto a la segunda cosa, Jesús dijo: “Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios” (Mateo 5:8); se ve a Dios por los ojos de un corazón limpio. Y de la tercera cosa, el creyente de verdad tiene la palabra de Dios morando en su corazón. Pablo escribió: “La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros” (Col. 3:16).
Entonces, usando estos tres barómetros, ¿cómo vamos nosotros? Estamos cerca de Dios o estamos lejos? ¿Le vemos en nuestra vida diaria? ¿Oímos su voz? ¿Nos ha hablado hoy? ¿Su palabra mora en nosotros? ¿Hemos meditado en ella hoy? ¿La hemos obedecido? Una persona puede creerse cerca de Dios porque sabe muchas cosas de la Biblia. Puede que sea activa en la iglesia. A lo mejor, no pierde ningún culto. ¿Pero convive con Dios? ¿Le ve , le oye, está llena de su palabra y la vive? Esto es lo que caracteriza una persona que está cerca de Dios.
La invitación está abierta. Jesús dijo: “Venid a mí”. Es la manera de estar cerca de Dios.

Por D. Burt

¿De quién es la culpa?

“¿De quién es la culpa?

Al que no cometió ningún pecado, por nosotros Dios lo hizo pecado, para que en él nosotros fuéramos hechos justicia de Dios. 2 Corintios 5:21

Cómo nos gusta tener a alguien a quien culpar, ¿verdad? Si algo nos sale mal, echarle la culpa a otra persona siempre es un alivio. Pero, esto no siempre da resultado en la vida. Principalmente cuando se trata de nuestra relación con Dios. Nuestros pecados son nuestros, no de los demás, y nuestro Padre celestial sabe muy bien todo lo que hacemos de errado. Por lo tanto, ¡a nosotros nos corresponde culpa y el castigo!

Sin embargo, gracias a Cristo, siempre que nos arrepentimos y le pedimos perdón, Dios nos perdona. Toda nuestra culpa recayó sobre Cristo cuando él murió en la cruz por nosotros. Dios nos ama y nos trata como hijos. Él ve nuestros errores, nos perdona, y nos da fuerzas para que sigamos adelante y no cometamos los mismos errores. Por eso, cuando nuestra conciencia pesa, de nada sirve intentar huir o echarle la culpa a otra persona. En vez de eso, confiésaselo al Padre y pídele que te perdone.

Protección de…

Protección del orgullo

Leer | 2 CORINTIOS 12.7-10

 

Una de las razones por la que Dios permite la adversidad en nuestras vidas es para vencer nuestro orgullo. Pablo experimentó esta clase de intervención divina por la presencia de lo que él llamo “un aguijón en mi carne” (2 Co 12.7). El Señor utilizó el dolor en la vida de Pablo para preservar su utilidad como siervo de Cristo.

Usualmente no entendemos lo que está en juego cuando dejamos que el orgullo eche raíces en nosotros. Eso afecta la manera como Dios se relaciona con nosotros, porque Él “resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes” (Stg 4.6). Si el cristiano deja que el orgullo se arraigue y crezca, el Señor le pondrá en un rincón sin llegar a percatarse de todo lo que Dios quiso hacer en y por medio de él. En esencia, desaprovechará su llamamiento y se volverá inútil para el reino. Y aunque el mundo lo siga viendo como un triunfador, a los ojos de Dios su ministerio carecerá de valor porque lo realizará motivado por sus propios intereses y con sus propias capacidades.

¿Puede usted ver cuánto estuvo en juego para Pablo, y para los creyentes a lo largo de la historia? El apóstol fue el instrumento escogido por Dios para formar iglesias y escribir epístolas que se convertirían en una parte significativa del Nuevo Testamento. Cuando entendió la razón para su “aguijón”, reaccionó con absoluta confianza y gratitud por la protección del Señor.

A cada uno de nosotros se nos ha dado oportunidades para servir y áreas de influencia, pero el orgullo obstaculiza el propósito del Señor para nuestras vidas. Si llegan problemas, pruebas y aflicción a su vida, humíllese de inmediato para que Él pueda usarle poderosamente.

 

Por Min. En Contacto         ProtecdelOrg

¿Desesperación o esperanza?

“¿Desesperación o esperanza“?

Hermanos, no queremos que ustedes se queden sin saber lo que pasará con los que ya han muerto, ni que se pongan tristes, como los que no tienen esperanza. Así como creemos que Jesús murió y resucitó, así también Dios levantará con Jesús a los que murieron en él. 1 Tesalonicenses 4:13-14

La muerte no da respuestas ni explicaciones. No sabemos cuándo nos llegará, pero sí sabemos que a todos nos va a llegar. Aun así, muchos intentan explicarla de alguna forma, mientras que otros evitan hablar de ella a toda costa. En general, ante la muerte reaccionamos de dos maneras: con desesperación, o con esperanza. Pero en ambos casos está siempre presente la tristeza por la separación.

Cuando quien muere lo hace habiendo confiado en el sacrificio y las promesas de Cristo, el dolor de la separación es mitigado por la esperanza cierta del rencuentro que tendremos en la vida eterna. La fe en Cristo nos da fuerzas para soportar y superar la tristeza de la separación, y no permitir que se transforme en desesperación. Por lo tanto, no rechaces la invitación que Cristo te hace cada día para que le sigas. Sólo en él puedes encontrar la única certeza verdadera y perdurable a la cual aferrarte en cada momento de la vida.

Por CPTLN

La mejor…!

¡LA MEJOR PROMESA!

“Si permanecéis y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho” (Juan 15:7).
Aquí tenemos lo que podría ser la promesa más preciosa en toda la Biblia para la vida cristiana. Dios nos ha prometido hacer para nosotros todo lo que le pedimos si cumplimos ciertas condiciones. El Señor acaba de decir: “Separados de mí nada podéis hacer” (v. 5). Pensaríamos que lo contrario sería: “Unidos a mí todo lo podéis hacer”, pero esto no es lo que dice, sino “Si permanecéis en mí… os será hecho”. Es Dios el que lo hace, no nosotros, y lo hace por nosotros en respuesta a nuestras oraciones, si cumplimos las dos condiciones.
Esta promesa es para el creyente, pero no para todos los creyentes. Los hay que han nacido de nuevo por una fe verdadero en Cristo, pero no están viviendo cerca del Señor. Su vida no es la de Jesús. No aman al Señor con todo su corazón, alma, mente y fuerza. Están viviendo a su manera, según su propia voluntad. Su voluntad no es la voluntad de Dios. A éstos el Señor no dice: “Pedid todo lo que queréis y os será hecho”, porque sus peticiones no serían conforme a la voluntad de Dios, sino conforme a su propia voluntad. El resultado no sería que Dios fuera glorificado, sino que ellos fueran complacidos. Es la voluntad de Dios que queremos que rija la tierra, no la del hombre.

VolDDiosEl que cumple esta condiciones tiene un cheque en blanco. El Señor confía totalmente en él y hará todo lo que él pide. Los que entran en esta categoría son los que controlan el destino de las naciones. Sus oraciones gobiernan lo que pasa en este mundo. Están dirigidos e informados por el Espíritu Santo. Disciernen la voluntad de Dios y lo expresan por medio de sus oraciones y Dios las escucha y por medio de sus oraciones y en respuesta a ellas su voluntad es hecha en este mundo. Participan directamente en todo lo que Dios está realizando en la tierra.

¡Qué intimidad con Dios! ¡Qué honor, qué privilegio y qué autoridad les es otorgado a los que permanecen en Cristo! Su vida es la encarnación de Su Palabra y sus oraciones son la viva expresión de su voluntad.

Por D. Burt

Adoremos al Creador

“Adoremos al Creador

CPTLN younglearning.jpg¡Vengan, y rindámosle adoración! ¡Arrodillémonos delante del Señor, nuestro Creador! Salmo 95:6

La inmensidad de estrellas que adornan el cielo en una noche oscura, los colores que pintan el horizonte en el amanecer de una mañana soleada, la gran variedad de animales, plantas y flores que viven y adornan nuestro planeta, y otros espectáculos presentados por la naturaleza, ciertamente son motivos de alabanza al Creador. Sólo un corazón endurecido no escucha el mensaje que la naturaleza nos da.

Nada surgió por accidente. Todo fue obra de un Dios poderoso que creó todo lo que existe. Observa la creación de Dios, y expresa tu alabanza por todo lo que has recibido de sus manos. Reconócelo como aquél de quien proviene todo el bien que hay en tu vida. Él también preparó y aseguró para ti, a través de Jesucristo, un lugar especial en la vida eterna en el cielo.

ORACIÓN: Señor, no permitas que guarde silencio. Ayúdame a contar a todas las personas que me rodean lo que hiciste por nosotros. Amén.

 

Por CPTLN

A %d blogueros les gusta esto: