Mes: junio 2016

Dios es fiel

“Dios es fiel

CPTLN bright orange skyNo amen al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 1 Juan 2:15

En vez de corresponder el gran amor de Dios, seguimos siéndole infieles y amando más las cosas del mundo que a él. Sin embargo, la relación de Dios con la humanidad siempre fue de amor, dedicación y fidelidad. En la Biblia encontramos sus promesas, acuerdos, compromisos y alianzas, que siempre fueron cumplidos.

Dios es digno de confianza. La confianza no es algo que se impone o se conquista. Eso Dios lo demostró cuando envió a Jesucristo, su hijo único, a salvarnos. Tal evidencia demuestra su amor por nosotros. Por medio de la fe en Cristo, Dios nos hace sus hijos.

ORACIÓN: Te damos gracias Señor, por tu fidelidad y amor para con nosotros pecadores, y te pedimos que nos ayudes a mantenernos fieles a ti. Amén.

Por CPTLN

Estás invitado

“Estás invitado” 
family parkLleven mi yugo sobre ustedes, y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallarán descanso para su alma. Mateo 11:29

A todos nos complace saber que hemos sido invitados a una fiesta. Generalmente recibimos una invitación con la fecha, hora y lugar donde se llevará a cabo, y cuando llega el día hacia allá vamos. Pero hay una fiesta, que durará por la eternidad, a la cual todos están invitados en forma permanente. Cristo es quien nos extiende la invitación diariamente a caminar con él hacia esa fiesta maravillosa que tiene preparada para todos los que confían en él.

Aun cuando muchos rechazan esa invitación, Jesús, en su amor, sigue insistiendo, ofreciéndonos la oportunidad de participar con él en la fiesta celestial. Tú también estás invitado a seguir a Jesús. Es gracias a que él entregó su vida por nosotros, que recibimos el perdón de los pecados y la vida eterna. Él pagó un precio muy alto para que pudiéramos entrar a la fiesta que nos espera después de la muerte terrenal. No dejes de lado tan importante invitación.

ORACIÓN: Señor Jesús, gracias porque me invitas diariamente a seguir contigo en dirección a la vida eterna. Ayúdame a compartir tu invitación con otras personas. Amén.

Por CPTLN

Traer a otros a Jesús

Traer a otros a Jesús

Leer | JUAN 1.35-42

Andrés es el discípulo conocido por traer personas a Jesús. Inmediatamente después de encontrarse con el Señor, presentó al Mesías a su hermano Simón. En otra ocasión, cuando una gran multitud tenía hambre, encontró a un muchacho que tenía cinco panes y dos peces, y lo trajo a Jesús (Jn 6.8, 9). Cuando unos griegos quisieron conocer a Cristo, Andrés y Felipe lo presentaron a ellos (12.20-22). Este discípulo nunca perdió su entusiasmo por el Salvador.

 

La experiencia de conversión de Andrés lo motivó a dejar que otros conocieron a Aquel que había cambiado su vida (1.36, 37). ¿Qué me dice de usted? Si su vida espiritual se ha vuelto oxidada y lánguida, es el momento de recordar lo que Cristo ha hecho por usted, y para pedirle que renueve su entusiasmo.

 

Asimismo, Andrés deseaba conocer al Salvador y pasar tiempo con Él (vv. 38, 39). El ejemplo del discípulo es un buen recordatorio de que la dulce comunión con el Señor no se supone que termina con el tiempo devocional. También debe estimular el deseo de compartir con otros el gozo que encontramos en nuestra relación con Cristo.

Por último, Andrés era motivado por su convicción de que Jesús era el Mesías (v. 41). Había encontrado la respuesta para un mundo perdido, y quería que los demás lo supieran.

Jesús le dijo a Andrés que sería “pescador de hombres” en vez de peces (Lc 5.10). Como nosotros somos, también, seguidores de Cristo, tenemos la misma tarea. Nuestras oportunidades son diferentes, pero todos tenemos la responsabilidad de desarrollar el hábito permanente de traer a otros a Jesús.

Por Min. En Contacto

El mundo de Dios

“El mundo de Dios

blue sunriseEn su mano están las profundidades de la tierra, y las alturas de los montes son suyas. Suyo es también el mar, pues él lo hizo, y sus manos formaron la tierra seca. Salmo 95:4-5

Solamente un Dios poderoso, sabio y bondadoso pudo ser capaz de crear el mundo que conocemos. Por su Palabra él ordenó y todo fue creado, así como los mecanismos para su perfecto funcionamiento. Y en el penúltimo día de la creación, Dios creó al hombre y a la mujer, a su imagen y semejanza. De la misma manera, después de la creación, Dios siguió brindando al ser humano todas las condiciones necesarias para la sobrevivencia.

Sin embargo, en la actualidad el hombre está absorbido por el odio y la maldad. Vemos cómo hay millones que mueren de hambre y a diario hay guerras, robos y asesinatos. Todo esto porque la criatura siempre ha buscado ocupar el lugar del Creador, alejándose cada vez más de él, y destruyendo así su propia vida. Felizmente Dios, en su infinito amor, envió a su propio hijo Jesús para que reconstruya los lazos rotos y obtuviera nuestra salvación. Por ello le estamos agradecidos.

ORACIÓN: Señor, reconozco que me resulta muy difícil buscar en ti la ayuda que necesito para mi vida. Perdóname, y concédeme lo que sea bueno para mí según tu santa voluntad. Por Jesucristo. Amén.

Por CPTLN

Confiar y obedecer

Confiar y obedecer

Leer | JOSUÉ 6.1-5

Uno de mis himnos favoritos es “Para andar con Jesús”, porque resume el propósito de Dios para nuestras vidas. Cuando practicamos los mandatos de confiar y obedecer, se inicia un ciclo hermoso. Confiar en el Señor hace que la obediencia sea más fácil, y por tanto, ésta produce una confianza cada vez mayor. ¿Puede usted recordar el haber enfrentado un desafío difícil o desconcertante? Si es así, sabe lo importante que son estos dos mandamientos.

Cuando el Señor le llame a una tarea que no parezca razonable, tiene dos opciones: obedecerle a pesar de no entender lo que pasará después, o temer y tratar de encontrar una salida. Josué escogió la primera opción. Porque confiaba en el Señor, ignoró toda su experiencia militar y adoptó el extraño plan de batalla de Dios. Con los años, había aprendido que el Señor es fiel.

La manera como respondemos a las tareas difíciles de Dios, revela nuestro nivel de compromiso. Podemos sentir que estamos caminando bien con Él, hasta que propone un cambio de dirección. Es allí cuando entra en acción nuestra resistencia, y nos damos cuenta de que no estamos tan cerca de Dios como pensábamos. En ese momento, nuestra decisión revela si el Señor podrá usarnos como Él desea. Porque Josué nunca perdió de vista su compromiso con Dios, siguió sirviendo al Señor por el resto de su vida.

A veces, la obediencia es una lucha. En ese momento, su mente piensa en todas las razones por las que el plan del Señor no es lógico. El miedo le domina mientras que su voluntad lucha para obedecer. Pero la obediencia es siempre la mejor opción, porque el Señor es fiel y sabio.

Por Min. En Contacto

Dios es capaz

Dios es capaz

Leer | EFESIOS 3.20, 2

El Señor Jesús sabía de primera mano lo que significaba vivir con escasos recursos financieros, ser cuestionado por sus acciones (Mr 3.21) y sufrir el rechazo de aquellos a quienes trataba de servir (Jn 6.66). Sin embargo, a pesar de tal oposición, Él nunca permitió que las circunstancias controlaran sus emociones o dictaran sus acciones, pues decidió confiar en que el Padre era capaz de cumplir su Palabra.

Estamos llamados a seguir el ejemplo de Cristo, creyendo que Dios es capaz de hacer lo que Él ha prometido. Por ejemplo, la Biblia promete la salvación eterna a todos los que pidan perdón en nombre de Jesús (He 7.25). La muerte de Jesús en la cruz satisfizo las demandas de justicia divina por todos nuestros pecados. Cuando tenemos una fe verdadera en Él, Dios nos perdona y hace de cada uno de nosotros una nueva creación en Cristo (2 Co 5.17). No importa qué problemas hayamos causado, Él nos invita a acercarnos con fe y recibir el regalo de la vida eterna.

Dios promete salvar a toda persona que confíe en Él y confirmar a los creyentes en la verdad (Ro 16.25). El Señor nos da un fundamento firme en Cristo, y luego nos edifica en la justicia. Por medio de su Espíritu y de la Palabra, comenzamos a ver las cosas como las ve nuestro Padre celestial, y después a entender lo que le agrada a Él.

Al creer que Dios cumple sus promesas, aumenta nuestra fe y tenemos paz. Las dificultades pierden su poder, la esperanza sustituye al desaliento y la confianza vence a la duda. Cuando vengan los problemas, ponga sus ojos en Dios y en su capacidad de cuidar de usted.

Por Min. En Contacto

La fe en Cristo nos da vida eterna

“La fe en Cristo nos da vida eterna

Bible, candleEl que tenga oídos, que oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias: El que salga vencedor, no sufrirá el daño de la segunda muerte. Apocalipsis 2:11

¿Quieres morir? ¡Claro que no! Aun cuando a veces nos vienen ganas de morir, sabemos que en el fondo no es la vida lo que queremos dejar atrás, sino aquello que nos está haciendo sufrir. Por ello es que tenemos una excelente noticia para ti: quien tiene fe en Jesucristo, tiene la promesa de la vida eterna. Por lo tanto, por más que muera, vivirá. Cristo venció la muerte en nuestro lugar. La Biblia nos asegura: “El que salga vencedor, no sufrirá el daño de la segunda muerte” (Apocalipsis 2:11).

Quien confía en Cristo como su salvador, es triunfador. Quien confía en el sacrificio de Cristo en la cruz, tiene todos sus pecados perdonados. Esperamos que tú estés entre los victoriosos, pues así vivirás eternamente. Aliméntate de la Palabra, participa de una iglesia cristiana donde se predique en forma pura esa Palabra y se practiquen los medios de gracia, y fortalece tu fe en Jesucristo, pues solamente por medio de la fe tendrás la vida eterna.

ORACIÓN: Gracias te doy, Señor Dios, porque me diste la fe salvadora en Jesucristo. No permitas que nada me aleje de Cristo, hoy y siempre. Amén.

Por CPTLN

Su compromiso es…

Su compromiso es un testimonio

Leer | DANIEL 6.1-28

Daniel había estado viviendo fielmente su compromiso con el Señor desde que era adolescente. Su testimonio de integridad y santidad lo mantuvo durante toda una vida, durante la cual había sido retado con frecuencia a transigir en su fe.

El pasaje de hoy lo muestra enfrentando una situación angustiosamente peligrosa: el foso de los leones. Aunque normalmente centramos nuestra atención en Daniel y los animales, un aspecto sorprendente de esta historia es la reacción del rey.
A pesar de que había firmado imprudentemente la ley que había puesto a Daniel en esa situación tan peligrosa, Darío estaba tan impresionado por Daniel, que trató de salvarlo. Cuando los esfuerzos del gobernante fracasaron, hizo una sorprendente declaración de confianza en el Señor: “El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, él te libre” (v. 16). ¡Eso sí que es un testimonio!

¿Su inquebrantable devoción a Cristo guía a otros a confiar en su Salvador? Muchos cristianos tienen un compromiso de conveniencia. Se mantendrán fieles, siempre y cuando eso no implique ningún riesgo, rechazo o crítica. En lugar de mantenerse de pie y solos ante el desafío o la tentación, esperan ver qué harán sus amigos. ¿Qué clase de testimonio es ése? ¿Quién va a querer seguir a nuestro Dios, si nosotros mismos no lo seguimos? Nuestra respuesta atrae a los demás a Jesús, o los aleja.

Si usted desea ser como Daniel, ponga en práctica su compromiso con Cristo públicamente. El tiempo que pase a solas con Dios transformará su carácter y aumentará su dedicación a Él. Entonces su integridad y su conducta consagrada en un mundo incrédulo harán que otros deseen conocer al Señor.

Por Min. En Contacto

Deja tu carga a Dios

“¡Deja tu carga a Dios” 

coupleVengan a mí todos ustedes, los agotados de tanto trabajar, que yo los haré descansar. Mateo 11:28

¿Hay algún problema que te está aquejando? A menudo no tenemos con quien compartir nuestros problemas y tratamos de solucionarlos sin ayuda. Pero, ¡no es fácil! Muchas veces nos faltan fuerzas para afrontarlos o, peor aún, no hay nada que podamos hacer para resolverlos.

Pero tenemos una buena noticia para darte: Dios quiere escucharte. Quiere que compartas con él tus problemas, que hables con él en oración, que le abras tu corazón y le pidas su ayuda. Él te escucha. Dios siempre actúa de acuerdo con su voluntad, según lo que es mejor para ti. Por eso, confía y cuéntale lo que te está abrumando, y recuerda su promesa: “Vengan a mí todos ustedes, los agotados de tanto trabajar, que yo los haré descansar” (Mateo 11:28).

ORACIÓN: Gracias, Señor Dios, por estar a mi lado. Muchas veces me siento solo, débil y sin salida ante los problemas. Ayúdame a enfrentarlos y, si es tu voluntad, a superar mis problemas. En el nombre de Jesús, quien murió por mí. Amén.

Por CPTLN

Evita el enojo

“¡Evita el enojo!” 
White flower shellPero yo les digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio, y cualquiera que a su hermano le diga “necio”, será culpable ante el concilio, y cualquiera que le diga “fatuo”, quedará expuesto al infierno de fuego. Mateo 5:22

¿Sientes, o has sentido, ira por algo o alguien? La ira es un sentimiento terrible que nos destruye por dentro y, según algunos especialistas, inclusive hace daño a la salud. Pero, ¿qué hacer cuando ese sentimiento surge en nosotros? Jesús es duro con quien se enoja con su prójimo. Él dice: “Pero yo les digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio… pero cualquiera que le diga “fatuo”, quedará expuesto al infierno de fuego” (Mateo 5:22).

Es por ello que es bueno que tomemos medidas para tratar de evitar la ira. Una forma de hacerlo es confiando a Dios nuestros problemas, sabiendo que él nos comprende y ayuda. Por otro lado, también es bueno, si estamos enojados con alguien, dar el primer paso para la reconciliación. No es fácil, pero vale la pena intentarlo, siguiendo el ejemplo de Dios. Él estaba enojado con nosotros, pero aun así envió a su hijo Jesús quien, aun siendo inocente, entregó su vida a cambio de la nuestra. Dios no se quedó parado pensando “ellos son los que están equivocados”, sino que vino a nuestro encuentro y, gracias a su misericordia, somos perdonados y salvos.

ORACIÓN: Gracias, Señor, por venir a buscarme y perdonarme. Dame fuerzas para superar la ira y vivir con el corazón libre de ese sentimiento que me destruye por dentro. En el nombre de Jesús. Amén.

Por: CPTLN

La santificación el gran…

La santificación: El gran plan de Dios

Leer | JEREMÍAS 29.11

27 de agosto de 2012

El Padre celestial tiene un plan grandioso para la vida de cada uno de sus hijos, y puede resumirse en la palabra santificación. Si usted nunca ha estado seguro del significado del término, no es el único; muchas personas no tienen clara su definición. Pero los creyentes debemos entenderlo, pues esa palabra nos define.

En su forma verbal —santificar— el término significa “hacer santo” o “apartar”. Por eso, cuando algo es santificado, es apartado de su uso común anterior y dedicado a propósitos sagrados. El Antiguo Testamento menciona varias cosas que el Señor santificó entre ellas: el séptimo día y a la tribu de Leví como sacerdotes, e incluso consagró lugares como el lugar santísimo dentro del tabernáculo (Gé 2.3; Nm 3).

El Padre celestial sigue santificando a las personas en el presente. Antes de que alguien ponga su fe en el Salvador, está muerta espiritualmente y, en realidad, es enemiga de Dios (Ef 2.1-3; Ro 5.10). Pero en el momento que decide confiar en Jesucristo, sus pecados son borrados y es adoptado en la familia de Dios. Esa persona es apartada como un hijo de Dios, con un propósito sagrado. Esto significa que los creyentes no estamos aquí para ir tras nuestro beneficio personal, sino para servir al Señor y darle honra y gloria.

Como miembros de la familia de Dios llamados a reflejar su gloria, a los creyentes se les conoce como “santos”. Se nos ha dado este apelativo –que comparte su raíz con santificación— no porque estemos sin pecado, sino porque vivimos una vida congruente con Aquel a quien representamos.

Por Min. En Contacto

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: